Denuncian destrucción de manglar en Puerto Colombia

El manglar de Puerto Colombia es una de las zonas naturales más afectadas en las inmediaciones de Barranquilla. Así lo ha venido informando en los últimos meses el medio regional El Heraldo, al que han acudido los pobladores para denunciar las acciones destructivas que se están desarrollando en el territorio.

En las últimas horas, el diario dio a conocer la preocupación de los habitantes, quienes denunciaron que se está destruyendo el manglar debido a las construcciones que adelantan proyectos de vivienda, sobre todo en el sector denominado como Pradomar.

De acuerdo con las denuncias, la invasión en la zona es reciente, pero de gran avance, ya que, de acuerdo con la información de El Heraldo, “se han construido cuatro casas en un sector considerado de interés público y que se encuentra en jurisdicción de la Dimar”. A esto se le suma el temor de los habitantes, quienes, pese a su preocupación por la incidencia de estas construcciones, temen a denunciar por represalias.

“A la gente le da miedo denunciar, pero necesitamos de la ayuda de los medios porque no es posible que la Gobernación esté planeando reconstruir la zona turística y haya gente haciendo estas actividades ilegales”, le dijo a El Heraldo uno de los pobladores del territorio afectado.

Según la Dimar, esta zona no hace parte de su jurisdicción, pero señaló que desde 2019 las autoridades están informadas de la situación, por lo que estarían haciendo procedimientos para su recuperación.

Por su lado, la Alcaldía de Puerto Colombia manifestó, mediante la Oficina de Medio Ambiente, que este proceso de restitución se ha extendido por diez meses. Asimismo, y de acuerdo con información de El Heraldo, la administración municipal aseguró que, “durante el año pasado se capturaron siete personas, que fueron dirigidas a la URI y después se retiraron del lugar”. Mientras en Puerto Colombia invaden áreas naturales, en Barranquilla se construirá el primer megavivero de mangle rojo del país

El ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible dio a conocer, el pasado 21 de enero, que en un trabajo articulado con la Alcaldía de Barranquilla y las comunidades de la ciénaga de Mallorquín, se construirá en la capital del Atlántico, el primer megavivero de mangle rojo del país. Según información de la entidad gubernamental, la construcción de este importante vivero contribuirá a la meta de sembrar 180 millones de árboles para 2022.

“Este será el primer megaviviero de mangle rojo en el país. Lo vamos a construir de la mano con las comunidades de La Playa, que ya tienen un pequeño vivero con 1.500 plántulas de esta especie, una de las más deterioradas en la zona. Vamos a restaurar y reforestar los manglares en la ciénaga de Mallorquín”, anunció el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.

La ciénaga de Mallorquín es una laguna costera y un ecosistema lagunero, que se encuentra en el extremo norte de Barranquilla, sobre la margen izquierda de Bocas de Ceniza, la desembocadura del río Magdalena. Según la Alcaldía de la capital del Atlántico, este lugar comprende uno de los ecosistemas más valiosos de la ciudad.

Allí habitan 15 especies de invertebrados marinos, nueve de peces, otras tantas de anfibios, siete de reptiles y 81 de aves. También se pueden encontrar hasta cuatro especies de mangles. A pesar de ello, se ha visto afectada en gran medida por la contaminación y el impacto de la industrialización, ya que, de acuerdo con información de la administración local, “en 1935 se construyeron los tajamares en el delta del río Magdalena y el dique Boyacá para permitir el acceso de buques al casco urbano de Barranquilla a través de Bocas de Ceniza. Esto propició el deterioro de la ciénaga al impedir la alimentación de las aguas estuarinas del río. También, empezó a ser utilizada por la ciudad como receptáculo del alcantarillado”.

Así entonces, la construcción del megavivero espera contribuir a la recuperación de la ciénaga de Mallorquín, para así atraer al turismo nacional e internacional y consolidar a Barranquilla como una biodiverciudad.

Compartir en

Comments are closed.