Directora del ICBF pide a los alcaldes reforzar medidas para evitar más niños lesionados con pólvora

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Juliana Pungiluppi, hizo un llamado a los mandatarios de todo el país para que adopten medidas más severas para reducir mucho más el número de niños, niñas y adolescentes que resultan lesionados por pólvora.

En el marco de un encuentro con el gobernador electo y 23 de los 26 alcaldes electos del departamento de Sucre, la Directora General destacó la reducción del 20% en el número de menores de edad lesionados con pólvora en lo corrido de diciembre, al pasar de 125 casos en 2018 a 100 casos este año.

Sin embargo, tristemente ya se registraron 5 casos de niños a quienes, por cuenta de las lesiones con pólvora, fue necesario la amputación de algunos dedos de sus manos, el más grave de ellos en Sincelejo. De la misma forma, además de resultar con contusiones o quemaduras, se registraron 15 casos de menores de edad con algún tipo de daño ocular, 2 con daño auditivo y 6 con fracturas.

Juliana Pungiluppi recordó que el ICBF ya impuso las primeras sanciones a los padres que por negligencia han dejado que los niños resulten lesionados con pólvora. En las primeras dos semana de diciembre el ICBF abrió 21 Procesos Administrativos de Restablecimiento de Derechos (PARD) en los departamentos de: Cauca 8, Caldas 2, Atlántico 2, Cesar 2, Magdalena 1, Bogotá 1, Sucre 1, Córdoba 1, Valle del Cauca 1, Arauca 1, Meta 1.

De ese total, los Defensores de Familia han impuesto 17 amonestaciones que consisten en la asistencia obligatoria a un taller de buenas prácticas de crianza que imparte la Defensoría del Pueblo.

En relación con la venta de pólvora a través de Internet en varias ciudades del país, la Directora del ICBF informó que la Policía Nacional aumentó el número de efectivos en su CAI virtual con el fin de reforzar el patrullaje digital sobre las ventas ilegales de artículos pirotécnicos en las redes sociales.

“A los actuales alcaldes les solicitó que no duden en cerrar los establecimientos que incumplen la Ley 670 del 2001 que regula el uso y comercialización de la pólvora y prohíbe la venta a menores de edad y personas en estado de embriaguez”, puntualizó la Directora del ICBF.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App