Discriminación en los Juegos Olímpicos: peleador se retiró del torneo para no enfrentar a un rival israelí

Pese a estar clasificado y atravesar una larga preparación para estar en los Juegos Olímpicos de Tokio, un atleta argelino decidió no competir en el evento. Se trata del judoca Fethi Nourin, quien prefirió retirarse después de que un sorteo determinara un posible enfrentamiento contra el israelí Tohar Butbul.

Advertisements

Nourine declaró a la televisión argelina que su apoyo político a la causa palestina le impedía competir contra Butbul y señaló que su decisión era definitiva. “No me ensuciaría las manos”, declaró despectivamente..

“Hemos trabajado mucho para llegar a los Juegos Olímpicos, y la noticia ha sido un golpe, un trueno”, dijo el deportista de 30 años en una entrevista a la TV de su país en la previa de su combate contra el sudanés Mohamed Abdalrasool en la categoría masculina de 73 kilos.

Fethi Nourin no quiso afrontar ese compromiso de la primera ronda porque la victoria lo habría emparejado con Butbul en la siguiente. “Tuvimos mala suerte con el sorteo. Nos tocó un rival israelí y por eso tuvimos que retirarnos. Hemos tomado la decisión correcta”, declaró Amar Benikhlef, el entrenador de Nourine, según declaraciones difundidas por medios argelinos.

Una imagen que se viralizó en redes sociales de las acreditaciones de Fethi Nourine y su entrenador con la bandera de Palestina.

No es la primera vez que Fethi Nourine se retira de una competición para evitar enfrentarse a un rival israelí. Ya lo había hecho en el Mundial de Tokio 2019 por el mismo motivo.

En esta ocasión, la Federación Internacional de Judo (FIJ) decidió suspenderlo temporalmente tras una investigación sobre el caso. Además, el Comité Olímpico Argelino le retiró la acreditación tanto al atleta como a su entrenador y los enviará a casa, aplicando las sanciones correspondientes.

El retiro de Nourine fue “totalmente contraria a la filosofía” de la FIJ, que en su comunicado condenó la decisión tomada por el judoca argelino. “La FIJ tiene una estricta política de no discriminación, promoviendo la solidaridad como un principio clave, reforzado por los valores del judo”, señaló la entidad en una nota.

El comunicado de la Federación Internacional de Judo (FIJ) que condena la decisión de Fethi Nourine.

Atletas de otros países, como Irán y Egipto, también se han negado anteriormente a competir contra los israelíes. De hecho, el organismo rector del judo a nivel mundial ya suspendió a Irán por cuatro años debido a que se rehusaron a permitirle a sus atletas pelear con israelíes.

La FIJ aplicó este castigo hasta septiembre de 2023 cuando el ex competidor iraní Saeid Mollaei declaró que le ordenaron perder en las semifinales del Mundial 2019 para evitar un posible enfrentamiento con el campeón mundial israelí Sagi Muki.

Compartir en

Comments are closed.