El Bus

Artículo de opinión por: Jorge Hernández Benítez

Hace algunos años tenía el deseo de hacer un escrito que describiera la estructura del Estado y el papel que desempeñamos los habitantes en él , quería que fuera de una forma gráfica, debido a que a veces tendemos a confundir ciertos conceptos y roles; a los pocos días se me ocurrió hacer la analogía que hoy les presento; teniendo en cuenta los momentos difíciles que estamos viviendo en el hogaño, y de los -ojalá me equivoque- aciagos que están por venir.

 Todo ello porque, a cada momento, principalmente en épocas electorales, solemos escuchar y decir, frases de cajón, como “debemos votar bien”, “somos el constituyente primario”, “el pueblo es quien tiene la soberanía”, etc. Pero casi siempre las decisiones electorales, no son las mejores. La realidad de nuestro país habla por sí sola.

Aquí les dejo estas palabras, que ojalá contribuyan a hacernos tomar conciencia de nuestro porvenir.

“El Bus”

El Estado es un Bus, en el cual viajan pasajeros (habitantes), quienes cada  cierto tiempo (elecciones),escogen a un conductor (político), estos indican las rutas a tomar a través de las señales de tránsito (leyes), con el pago de los pasajes (impuestos) el conductor cobra su sueldo y paga los peajes y mantenimiento del bus (gasto fiscal); pero si nosotros los pasajeros no conocemos bien las rutas (normas, decretos, etc.) , el conductor encontrará una oportunidad perfecta para tomar los caminos que más le convengan a él y sus ayudantes (corrupción- politiquería) y nos harán  trasegar por caminos desconocidos, que no nos llevarán a ningún destino apropiado.

Entonces somos nosotros los pasajeros de este bus los que tenemos el derecho de guiar nuestros destinos y el conductor tiene la obligación de buscar la ruta más adecuada, pero si la ruta es desconocida por nosotros nos vamos al abismo (realidad nacional).

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App