El COVID- 19 va a mil, las acciones para detenerlo a cien

Me dediqué  a escuchar el debate del concejo de la ciudad de Montería y fue muy interesante escuchar el tono enérgico de algunos de ellos, la verdad no es para mas, el COVID en Montería crece a ritmos acelerados, mientras las estrategias para contenerlo no da abasto. Las cifras crecen y crecen, la tasa de mortalidad aumenta, la información llega del Gobierno central por intermedio de su ministerio gota a gota, ahí es donde radica el problema , no se puede mover un dedo sin la autorización de ellos, a sabiendas que las acciones para contrarrestar llegan tarde, no tenemos autonomía, Alcaldía y Gobernación pierden tiempo en ese juego de egos de quién tiene la razón.

No se necesita ser médico, virólogo, infectólogo, para saber que el gran número de contagios y muertes se pudieron evitar solo con darle rienda suelta a los galenos para que ellos empezaran a tratar el virus basado en la experiencia y la observación que le dejaban lo que sucedió en otros países  y en otras ciudades de Colombia  que empezaron primero que nosotros con los contagios, pero es difícil hacer Ciencia donde se invierte poco en investigación, el alcalde de Cali, médico de profesión, sugirió el uso de la ivermectina al ver que se le estaban muriendo sus coterráneos sin tratamiento alguno y casi de manera inmediata el Ministerio de Salud salio a limitar sus intenciones.

Decía el concejal Zapata “ mandan a los pacientes para la casa sin ningún tipo de tratamientos “ y tiene toda la razón, por eso decía que la información llegaba gota a gota, antes lo primordial era hacerse la prueba para obtener un resultado, ahora el INS y el Ministerio dice que ya no es importante tener un resultado para iniciar un tratamiento a un paciente posible COVID, y ese pronunciamiento solo lo da la observación, al ver que un resultado de prueba demora más de 15 días y en ese tiempo una persona bajo la sospecha de COVID  o no puede empeorar su salud y mas cuando no se le brinda tratamiento alguno, solo por no tener un parte positivo o negativo.

Todo paciente bajo la sospecha de COVID debe ser tratado como portador del virus hasta que la prueba demuestre lo contrario, solo así se pueden evitar muchas muertes y bajar esta tasa de mortalidad tan alta que tenemos en Córdoba.

Nos concentramos en los respiradores y camas de UCI y no en la prevención a tiempo, diagnóstico y tratamiento adecuado, podemos tener 5 mil camas de UCI, pero sin tratamiento oportuno no hay nada que hacer, el COVID se adelanto quizás por eso mismo, acelero mas fuerte que las acciones para detenerlo, la distracción se fijo en quien tiene la culpa, que la indisciplina, que las Eps, o las pruebas tardías, como si eso importara en estos momentos, les recuerdo a los gobernantes, cuando no hay conciencia ciudadana, debe haber autoridad y control, pero eso ahora no va, se necesita que se acelere en el tema médico, dejen que ellos basados en sus conocimientos actúen sin tener que esperar la venia del Ministerio que poco o nada le interesamos.

No se le puede pedir a los ciudadanos la no automedicación, cuando un paciente con síntomas es regresado a la casa a espera de una prueba sin medicamentos y tratamiento alguno.

Por otro lado preocupante lo manifestado por el concejal José David wberth, quien en tono enérgico dice, que el Gobierno central anuncia y anuncia ayudas pero ellas nunca llegan, que le ha tocado al municipio asumir todos los gastos y costos de la pandemia, convirtiéndose esto en un problema para los cabildantes ya que los ciudadanos reclaman a diario dónde están las ayudas.

Por último reconocer que alcaldía, Gobernación y otros estamentos del Gobierno, como lo es el concejo toman cartas en el asunto para cortar la cadena de contagios y así bajar este ritmo que no da treguas

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App