El panorama financiero que dejó MD-19

Artículo de opinión de : Toño Sanchez

La historia ha demostrado lo duro que es el trance de la Monarquía a la Democracia, aún más cuando la primera se da de facto en un lejano pueblo de la Francia de 1789… en Montería.

En todo un problema se ha convertido el desmonte de la ‘Monarquía’ de hecho que instauró MDPG-16/19 en esta ciudad, al punto que se ha convertido, desde la sombra, en la piedra en el zapato del actual Alcalde, Carlos Ordosgoitia Sanín.

Para ello cuenta con toda una legión que se encarga, por Redes Sociales y algunos medios tradicionales de comunicación, de dar la sensación de que esta Administración está haciéndolo mal. No obstante, siempre en estas situaciones aparece un, no obstante, que en sus cuentas manda aparentes mensajes de respaldo. Porque lo importante para él y sus huestes siempre ha sido parecer más que ser.

Esto me hace recordar algunos de los preceptos de Don Nicolás Maquiavelo, quien decía que el príncipe o el monarca tenía que aprender a ser despiadado y cruel. A mentir y a faltar a su palabra. Y a violar los principios religiosos y morales cuando convenga. A parecer compasivo, moral y devoto. A que las apariencias importen más que la realidad. Que es más seguro ser temido que amado.

Todo lo que está pasando hoy en Montería hace parte de una soterrada estrategia de dejar la sensación que él único que puede gobernar esta ciudad es MD y/o el ungido por él.

Tal vez esto último sea cierto en una verdadera Monarquía, pero desafortunadamente estamos en una Democracia que estableció el último domingo de octubre de 2019 que el nuevo Alcalde de Montería fue alguien diferente a quien él invistió.

Qué difícil ha sido para este grupo político entender que la palabra derrota existe en TODA DEMOCRACIA. Quiero recordarles que las derrotas dejan más lecciones que los triunfos. Tres años pasan pronto. Y si se preparan como es debido, podrían regresar al trono, pero ahora, y con lo que estamos viviendo, que no sabemos cómo va a terminar, tenemos que trabajar para que le vaya bien a esta Administración. Si esto último les pesa hacerlo, entonces al menos, no torpedeen las buenas intenciones del actual Alcalde.

Yo estoy seguro de que se podrá equivocar. Como tuvo que haberse equivocado MD en su período 16/19. Aunque en su grupo, sus más cercanos le atribuyen que nació con el don de la infalibilidad, propio de Divinidades, Dioses, Faraones, Emperadores, Zares y Monarcas. Yo nunca había visto tal abyección.

Pero resulta que el pasado miércoles 29 de abril el Alcalde Ordosgoitia presenta la situación financiera del Municipio de Montería en donde se nota que esta no es del todo esperanzadora.

Recibió una deuda de 80 mil millones de pesos, a una tasa de interés del 2,2 % anual. Por lo cual el Municipio tiene que pagar 17 mil millones de pesos anuales.

Solo 40 mil millones de pesos se prestaron en 2019. En febrero se hizo un empréstito de 10 mil millones. Pero el que llama la atención es el de noviembre del mismo año por 30 mil millones de pesos.

Ubiquémonos en octubre de 2019. Elecciones cerca. Certeza de que ganaban las elecciones.

Pierden.

Endeudan el Municipio y viene una repartija de contratos que muchos ni siquiera han iniciado (¡¡¡Y no por el Coronavirus!!!).

Y en el mismo mes de noviembre toman una decisión trascendental para el futuro de Montería. Que infiero, puedo estar equivocado y si es así ofrezco disculpas, que tiene un tinte perverso. Sacan al Municipio de la Ley 550 (El ingreso a esta Ley se le debe a la Administración de Francisco Burgos de la Espriella, a quien hay que reconocérselo, se dio la limpia por eso).

Desde la Administración de Carlos Eduardo Correa Scaff Montería podía salir de la Ley 550, pero MD-19 le pidió que mantuviera al Municipio bajo el cobijo de tal ley.

Esta Ley fue la que sacó a Montería del descalabro financiero y le permitió renacer. Lo mejor de esta Ley es que las cuentas del Municipio jamás pueden ser embargadas, por lo cual puedes trabajar más tranquilo y con la certeza de que nadie te va a embargar.

MD-19 saca a Montería de la Ley 550. Y sospecho que lo hizo para reventarle esa salvaguarda al alcalde que lo derrotó y ponerlo a gobernar con esta espada de Damocles encima. La precaria situación financiera del Municipio lo pone a las puertas de lo no visto en más de 20 años: que embarguen a Montería y que pueda perder su Categoría 1.

¿Se pueden imaginar la ‘estrategia de medios’ que desplegarán de esto llegar a pasar?

Aquí me asalta un interesante interrogante: ¿MD-19 hubiese sacado al Municipio de Montería de la Ley 550 si Salín Ghisays hubiese ganado la Alcaldía en octubre de 2019?

No necesito ser analista político para saber o deducir esta respuesta: ¡NUNCA! Porque esa salvaguarda era también para él, ya que para bien o para mal iba a estar detrás del trono de haberse dado el triunfo de Ghisays. Y no le convenía un embargo al Municipio, ya que sus finanzas podrían verse afectadas también.

Entonces, ¿por qué se lo hizo a Ordosgoitia?

Por perversidad política. Creo que ellos, los políticos, llaman a eso: ‘estrategia política’, porque la política, dizque, según ellos también, es ‘dinámica’.

MD-19 ha contado con la suerte increíble que quien lo desplazó del trono es una persona excesivamente decente y que no ha querido ventilar públicamente todas las barbaridades que allí han encontrado. Como es el caso de la bolsa Konecta Temporal Ltda., que estuvo enquistada allí sacándole billete de manera infame al Municipio de Montería. En el papel aparece un prestafirma, Alfonso Aguirre. Pero los verdaderos dueños son dos ‘prestantes’, eso sí, muy ricos, ciudadanos de esta capital residentes en el barrio El Recreo.

Cobraban sueldo hasta de 20 personas inexistentes. Imaginen lo que era eso mensual. Contrataban a médicos por 8 millones de pesos y les decían que tenían que entregar tres millones.

Lo encontrado en la ESE Vida Sinú sí que es para un libro. Qué entramado financiero montaron allí. Yo jamás me imaginé que Nayibe Julio tuviese las agallas de atreverse a todo eso. ¡Ave María Purísima! (Me acabo de persignar y casi nunca lo hago).

Siempre he creído en los retos. Carlos Ordosgoitia se metió en el primer reto, el de derrotar lo imposible: Al Monarca de turno. Y contra todo pronóstico lo hizo. Yo creo que eso era más imposible que el desafío de hacer una buena Administración con todas las dificultades financieras que le dejaron.

Debe tener en claro que lo están velando. Y que lo harán hasta el último día de su mandato. Y esto en vez de intimidarlo debe de llenarlo de fortaleza para salir triunfante.

Qué vida de terrible la de quienes perdieron. Levantarse todas las mañanas a desear que a un alcalde le vaya mal. O a escarbar en todo lo que hace para ver que le encuentran. Porque entre más mal le vaya, más se cotiza mi regreso o el de mi ungido. Y más pontifico sobre la mala elección que hicieron los monterianos, lo que me permite presentarme como el futuro redentor y salvador de la ciudad.

Qué manera de despreciable esa de concebir la política. Esa de que le vaya mal a una Administración sin importarte las más de 500 mil personas que dependen de ese gobierno, hayan o no hayan votado por el alcalde de turno.

A todas las personas que viven cuestionándome por mis planteamientos, en el sentido de que viven diciendo: “Y a ese man qué le pasa”. “Y ese man no era amigo de ustedes”. Quiero precisarles dos cosas.

La primera, me pasa que después de los 31 de diciembre de cada 4 años yo sigo siendo Periodista, pero ustedes empiezan a ser ‘EX’. Les toca esperar unos tres añitos largos para ver si se montan otra vez en el caballo. Y bueno, quizá volverán a mandar, pero yo seguiré siendo Periodista.

La segunda, sí considero a MD- 19 amigo; eso, amigo. Si él no, es su decisión y no tiene que incomodarme. Pero me remito a lo primero, sea su amigo o no, PRIMERO SOY PERIODISTA. Yo jamás me metí en su Administración, respeté su Alcaldía; entonces, espero que me respeten como Periodista.

Nicolás Maquiavelo dijo que “el Principe deberá escoger buenos consejeros y evitar a los aduladores”. No tengo más nada que agregar.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App