El terror de la sierra nevada a mano de los hijos de Hernán Giraldo

De tal palo, tal astilla. La historia del paramilitar Hernán Giraldo Serna en la Sierra Nevada de Santa Marta dejó cientos de víctimas de sus torturas y violaciones, así como decenas de hijos, algunos de los cuales, actualmente, siguen los pasos delictivos de su padre y atemorizan a los habitantes de la zona.

Esta semana se supo que el paramilitar cumplió su condena en Estados Unidos y podría regresar a Colombia, donde le espera una condena de no más de ocho años por delitos de concierto para delinquir, acceso carnal abusivo, aborto sin consentimiento, terrorismo, desaparición forzada, secuestro y tortura, esto por haber hecho parte del proceso de paz con el que los paramilitares dejaron las armas en 2006.

A Giraldo, de 72 años, lo conocían como ‘El Patrón’, ‘El Tigre’ o ‘El señor de la Sierra’, y todos los habitantes de la Sierra Nevada eran temerosos ante él por ser el comandante del Bloque ‘Resistencia Tayrona’ de las AUC y sus conocidas maneras de torturar a sus enemigos.

Sin embargo, Hernán Giraldo Serna vivía en la Sierra Nevada de Santa Marta y también lo llamaban el ‘Taladro’, no solo por usar ese elemento como herramienta de tortura, sino por las constantes violaciones a niñas, especialmente vírgenes, muchas de las cuales le dieron hijos antes de cumplir su mayoría de edad.

Aunque contra Giraldo solo hay denuncias por violaciones a 38 menores de edad, el número es mínimo comparado con las cifras que ha logrado establecer la Fiscalía a lo largo de los años, hablan de más de 200 menores víctimas de sus perversiones, dentro de las cuales también están incluidos niños.

Según el portal Verdad Abierta serían 38 hijos del exjefe paramilitar y se dice, entre los pobladores, que una de las víctimas alcanzó a tener tres niños antes de cumplir los 18 años de edad. Pero una información compartida por la revista Semana en 2019 detalló que la Fiscalía ha rastreado por lo menos a medio centenar de hijos de Giraldo registrados con su apellidoy un trabajo de la investigadora Ana Salazar estableció que la cifra supera los 70 hijos del delincuente.

Lo que ha revelado la Fiscalía ante el rastreo de los hijos de ‘Taladro’ es que varios de ellos, especialmente los mayores, son, actualmente, los líderes de los grupos criminales que atemorizan a los habitantes de la Sierra Nevada de Santa Marta. Según el portal Las 2 Orillas, uno de los objetivos del paramilitar era conformar su propio ejército criminal con todos sus hijos y estuvo muy cerca de lograrlo, a los mayores los enlistó en su lucha y ellos siguen manteniendo el ‘negocio familiar’.

Amparo Giraldo, primogénita del paramilitar, según destacó ese medio, es la actual comandante de Los Pachencas, una organización criminal que se considera como herencia de Giraldo, y que está conformada por familiares y otros hijos del delincuente. Por información que ayude a dar con la captura de la hija de ‘Taladro’ las autoridades ofrecen hasta 10 millones de pesos.

Gladys Giraldo y Sirley Giraldo, ‘La paraca’ y ‘La encuestadora’, respectivamente, fueron capturadas en noviembre de 2019 por realizar extorsiones en la Sierra Nevada. Como ellas, varios de los hijos del paramilitar han sido identificados y capturados como delincuentes que operan en grupos criminales siguiendo el ejemplo de su padre.

Según Las 2 Orillas, entre el 2006 y el 2018, los hijos del paramilitar han pasado a liderar 12 estructuras criminales en la zona, todas ligadas a la familia Giraldo. Se trata del Grupo Especial, Águilas Negras, Los Mellizos, Bloque Cacique Arhuaco, Bloque Nevado, Los Paisas, Los Urabeños, la Oficina de Envigado, Los Rastrojos, La Oficina Caribe, La Silla y Los Pachencas.

La creación de tantos grupos, según retrató el portal, se dio por la división entre los hijos del paramilitar. Alberto y Daniel Giraldo se separaron y cada uno se llevó consigo familiares que estuvieran aliados a sus conductas criminales; sin embargo, esa separación llevó a que los herederos de ‘Taladro’ no conformaran un ejército, sino que se mataran entre ellos por el dominio del negocio criminal.

La revista Semana, por su parte, en 2019 reveló que algunos de los hijos mayores de Giraldo se revelaron contra sus madres, cuando estas decidieron declarar en su contra como víctimas y contar las violaciones a las que fueron sometidas por el paramilitar. Los habitantes de la Sierra Nevada han relatado a las autoridades e investigadores que, durante el tiempo de ‘Taladro’ como comandante de los paramilitares, cientos de padre entregaron a sus hijas al delincuente a cambio de favores.

Juliet, una de esas niñas, contó hace dos años a Semana que su hija la amenazó por declarar en contra de su padre y acusarlo de violador, aseguró que ella podía cruzársela en las calles de la Sierra Nevada, pero no la saludaba. “Ella es la que menos acepta que yo haga parte de este proceso. Sufrí mucho al lado de Hernán. Si nunca me fui es porque me amenazaba con quitarme a los hijos”.

Con esto se demostró que Hernán Giraldo no solo logró convencer a muchos de sus hijos de seguir su camino delictivo, sino de que sus ‘relaciones’ con menores de edad eran consensuadas. “No son violaciones forzadas; en el campo es normal que mujeres con 13 y 14 años tengan relaciones a esa edad. Tuve hijos con ellas siendo menores de edad, pero no fue hecho de mala fe”, dijo en algún momento el paramilitar a la Fiscalía, según citó el medio.

Las 2 Orillas señalaron que, actualmente, son 21 los hijos de Hernán Giraldo Serna los encargados de no dejar morir la sombra de horror que el apellido Giraldo causa en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Compartir en

Comments are closed.