El trabajo arduo del servicio funerario en épocas de pandemia, al borde de colapsar

No sólo el trabajo duro es de los Médicos, Enfermeras y todo el personal de la salud, existe otro sector que labora de la mano de esos que trabajan para salvar vidas, pero cuándo ya no se puede conservar a nuestros seres queridos en el mundo terrenal entra en acción el servicio funeral, que tanto hemos cuestionado sin razón alguna, producto de la desinformación, desconocimiento  y en ocasiones de la mala intención de los que quieren generar caos, siendo ellos mismos los causantes de el difícil momento que atravesamos.

Hay que reconocer la importancia y el valor que se merece este sector( las funerarias) que han tenido que doblar sus funciones laborales,  asumiendo un alto riesgo para su salud en épocas de pandemia , al día de hoy hay una cifra aproximada de 26 cuerpos en cola de espera para ser cremados, pacientes COVID o no COVID  en la única funeraria que tiene horno crematorio en la ciudad, por lo tanto esta le presta el servicio a sus afiliados y tambien al resto del gremio de funerarias de Montería.

Si el sistema o mas bien la red en salud esta que colapsa, la prestación de los servicios funerarios va por el mismo camino , es que tambien hay otros fallecimientos que no serán cremados pero si  se van a inhumar,  que necesitan de un servicio de manera rápida, siendo así  la situación, les toca trabajar 24 horas los siete días de la semana, pero al paso que vamos no serán suficientes los esfuerzos para evitar un colapso en el sistema, le explicaremos cuánto demora el proceso de cremación para que se hagan una idea de la gravedad del tema si seguimos con ese ritmo alto de mortalidad.

. Una cremación puede estar durando entre dos horas y tres horas y media dependiendo la obesidad del cuerpo, después de eso hay que esperar 45 minutos hasta que la cenizas se enfríen, ahí ya van 4:15 minutos.

. Si al día de ayer se tenían 26 cuerpos digamos que 15 son para cremación no alcanzarán las 24 horas para cubrir el servicio y peor aún que ninguna funeraria cuenta con cuartos fríos para la cantidad de cuerpos.

Sacando estas cuentas al no dar los tiempos tocaría dejar los fallecidos en las clínicas, Hospitales, laboratorios de las funerarias o en peor de los casos en las casas, sabiendo lo peligroso que es por el estado de contaminación.

Luego del enfriamiento de las cenizas los hornos necesitan un mantenimiento entre servicio y servicio que dura media hora que se le suma al tiempo anterior, entonces serian aproximadamente 5 horas para poder disponer nuevamente de los hornos, partiendo del buen funcionamiento de ellos mirando que estas maquinas están trabajando a tiempo completo.

El día de ayer el Gobierno central autorizó que los familiares de los fallecidos por COVID pueden ser cremados o inhumados, con la salvedad que si decide inhumar se debe esperar un proceso de nueve años para sacar el cuerpo y los servicios funerarios solo te cubren tres años, resultaría más costoso así que una cremación que oscila entre 1.500.000 y 2.000.000, una inhumación de 9 años puede costar con los servicios de bóvedas 7 millones de pesos.

Estos datos de costos tumban esa teoría mal intencionada de el negocio de las funerarias en cremar cuerpos para ganar mas plata ya que es claro que la cremación es mas económica que la inhumación

Son muchas las estrategias que se implementan en el departamento y en la ciudad, alcaldía y Gobernación están trabajando  precisamente para evitar a toda costa un estado de caos que nos puedan llevar a observar escenas dantescas como las de otros países, se que ningún cordobés quiere y merece ver a nuestros seres queridos fallecer y no dar cristiana sepultura digna y a tiempo.

El llamado es para que seamos responsables, no seamos determinadores del caos, ayudemos y hagamos  parte de la solución y no del problema, confiemos en nuestros profesionales de la salud, no esperemos sentirnos graves para acudir corriendo a Hospitales, Camus y clínicas cuándo las probabilidades de vivir sean pocas, si no tiene nada que hacer en la calle no salga que el virus esta suelto, la vida es larga y bonita, ya vamos a tener tiempo para disfrutar de ese espacio que perdimos, pero que nos enseñará una nueva forma de vida.

Al gremio funerario reconocerle el grado de importancia en esta crisis que algún día el pueblo cordobés se los reconocerá

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App