El tráfico en Japón, más de 1.000 personas atrapadas toda la noche en la carretera

Más de 1.000 personas en Japón pasaron la noche del jueves atrapadas en una carretera en sus autos, esperando a salir de un atasco, con poca comida o agua durante una fuerte tormenta de nieve.

Los informes sobre el atasco de tráfico en la autopista Kanetsu, que conecta las prefecturas de Tokio y Niigata, comenzaron a surgir el miércoles. En la madrugada del jueves, las autoridades habían cerrado la entrada de la carretera para aliviar la obstrucción.

El problema comenzó después de que un automóvil se atascara en la nieve en medio de la carretera, deteniendo el tráfico, según Nippon Expressway Company (NEXCO), el operador de carreteras del país.

Las regiones central y norte del país habían sufrido fuertes nevadas esa mañana, lo que interrumpió el tránsito y provocó que algunas comunidades se quedaran sin electricidad.

Conductores atrapados en Japón

Cientos de vehículos quedaron varados debido a las fuertes nevadas en la autopista Kanetsu el 17 de diciembre.

El tráfico se acumuló en la carretera estancada; en su punto máximo el jueves por la noche, el atasco se extendió a 15 kilómetros (aproximadamente 9,3 millas), dijo NEXCO a CNN. Varias partes de la larga fila de tráfico pudieron moverse lentamente, parando de nuevo por momentos, pero algunos conductores permanecieron atascados en el lugar durante más de 40 horas.

El problema continuó hasta el viernes; los carriles provenientes de Tokio finalmente se despejaron, pero los que se dirigían a la capital aún estaban detenidos. Al mediodía del viernes, todavía había 1.000 autos atascados.

Fotos de la carretera muestran largas filas de autos inmóviles, muchos con montones de nieve encima y alrededor de sus vehículos, varados en medio de campos cubiertos de nieve.

El jueves se produjo un alivio limitado cuando socorristas repartieron bolas de arroz, pan, galletas saladas, bocadillos dulces y 600 botellas de agua, así como miles de litros de gasolina y diesel.

Personal de las Fuerzas de Autodefensa de Japón prepara comida y agua para las personas atrapadas en la autopista de Kanetsu el 17 de diciembre.

Pero no fue suficiente, con los conductores atrapados durante muchas más horas en el frío.

Movilización de las fuerzas armadas

«La nieve era extremadamente pesada. Con el paso del tiempo, los autos quedaron enterrados. Estaba realmente asustado», dijo un conductor anónimo a la cadena pública japonesa NHK. «Me he acabado toda mi comida y bebida. Ahora, para beber agua, tengo que derretir la nieve que recojo en una botella de plástico».

Una mujer de unos 30 años y un hombre de unos 60 fueron llevados del atasco al hospital por problemas respiratorios y náuseas el jueves, según el oficial de gestión de crisis de Niigata, Tsuyoshi Watanabe. Hasta el momento no se han reportado incidentes fatales o graves.

Watanabe agregó que la prefectura ha pedido que se envíen las Fuerzas de Autodefensa de Japón para proporcionar agua, alimentos, gasolina y baños portátiles para las personas que aún están atrapadas el viernes, y para ayudar a limpiar la nieve.

NEXCO también advierte a los conductores, a través de las redes sociales y por la radio, que tengan cuidado con el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono mientras esperan en sus automóviles durante horas.

El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, se reunió con los ministros para hablar sobre las fuertes nevadas y pidió a los funcionarios locales que trabajen juntos para restaurar los servicios y ayudar a los afectados, informó NHK.

Compartir en

Comments are closed.