En accidente de tránsito un joven perdió la vida y otro se debate entre la vida y la muerte

En medio del dolor y el llanto por la muerte de su nieto Ovidio Bernardo Ramírez Pastrana, ocurrido en accidente de tránsito la madrugada de hoy jueves 26 de diciembre, la señora María Mora, no entiende el por qué en menos de 2 años ha perdido 5 de sus seres queridos. Dice que primero fue su hija quien había venido de Barranquilla a pasar unos días y fue sorprendida por un infarto cardíaco que acabó con sus días; al poco tiempo también falleció el compañero de toda su vida, Joaquín Pastrana, más conocido como joaco, un hombre muy querido por sus familiares, amigos, y toda su clientela a quienes les vendía peto caliente todas las mañanas; el 16 de marzo de este año perdió a una de sus nietas, Rosa Herrera, quien tomó la fatal decisión de suicidarse en su apartamento ubicado en la torre 19 de la urbanización Altos de las Acacias; cuenta además que hace pocos meses también falleció su señora madre, y hoy también fue sorprendida por la trágica muerte de su nieto en el sector conocido como “ La Curva del Diablo”.

Ovidio Ramírez Rhenals, padre del joven fallecido, y habitante del barrio El Oriente, por su parte dice que vivía sus mejore días ya que su hijo le había dicho que estaba dispuesto a seguir estudiando. “Me dijo que ya estaba dispuesto a no consumir más, y que haber terminado el bachillerato había sido una de sus metas para seguir estudiando contaduría. Luchamos mucho por él, solo queda el dolor y darle gracias a Dios por el tiempo que permitió tenerlo a nuestro lado”, indico Ramírez Rhenal, padre del joven de 18 años, quien se había graduado de bachiller en el Centro de Educación de Adultos Carls Friedrich Gauss, del Atlántico, con sede en Cereté.

La hipótesis que más cobra fuerza sobre este suceso, es que los jóvenes, Ovidio Ramírez, fallecido, y Martín Flores, quien se debate entre la vida y la muerte en un centro asistencial de Montería, se desplazaban a alta velocidad por el lugar, perdiendo el control de la motocicleta con el saldo ya conocido. Pero hay quienes se atreven a indicar que sobre el sitio donde ocurrió el accidente pesan muchas historias de tragedia, e incluso, conocimos un testimonio de alguien que asegura haber visto hace algunos años a una niña jugando en horas de la madrugada en el sector, por lo que se cree que espíritus de muerte surcan el lugar.

El sepelio de Ovidio será mañana viernes a las 4:00 de la tarde en el cementerio central de Cereté.

Paz para el alma del joven Ovidio, y mucha fortaleza para sus familiares.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App