En Colombia las motos son inmovilizadas como vacas- Ley 769 del 2002

Primero vamos a definir lo que el Código Nacional de tránsito entiende por inmovilización en su artículo 2:

Inmovilización: Suspensión temporal de la circulación de un vehículo.

Ahora bien, la inmovilización es una garantía por parte del estado de que ese vehículo (moto, automóvil, camión, etc.) al violar un requisito para circular libremente y poner en riesgo la vida de los actores viales o el derecho constitucional a un ambiente sano será retenido hasta que subsane la falta cometida o cumpla con la sanción por la violación a la ley de tránsito.

No obstante lo anterior, hay que aclarar que el dueño del bien inmovilizado también tiene derechos, pues al tratarse de un bien privado está sujeto a estos, los cuales deben ser garantizados por parte de la autoridad competente quien representa al estado, uno de estos es el derecho al respeto al bien ajeno o propiedad privada, Sentencia C-189 del 2006.

Este respeto al bien ajeno o derecho a la propiedad privada, siempre se debe materializar cuando la motocicleta encuentra en custodia del estado o de un tercero con el cumplimiento de protocolos mínimos que garanticen la integridad de dicho bien. Es así que una vez inmovilizada la motocicleta el dueño no pierde la propiedad de la misma, pero si la posesión, que pasa a manos del estado y a ser a custodiada por él, representado en la entidad de tránsito.

Es responsabilidad de quien realiza la actuación de inmovilización garantizar la integridad del bien, sea agente o policía de tránsito, sea operador de grúa, auxiliar del retén o el tercero del parqueadero de inmovilizaciones.

Quien no acate este mínimo de cuidado y respeto por el bien ajeno incurre en responsabilidades patrimoniales, penales o incluso disciplinarias si hablados de un servidor o funcionario público, una cosa es que la autoridad retenga o inmovilice un vehículo y otra que lo dañe por negligencia o adrede, en cualquier caso, se le debe responder al propietario.

Para evitar confusiones existe algo que se llama de acuerdo al artículo 125 de la ley 769 del 2002 “inventario”, dicho inventario puede ser un medio de prueba y control con el cual se demuestre el estado del vehículo previo a su inmovilización, donde se deja constancia de cómo se recibe, para asegurar que la entrega se haga en igualdad de condiciones, pero:

¿Están dando un inventario en el lugar donde le inmovilizan el vehículo sobre el estado en que fue recibido el bien?, muchos de estos inventarios los hacen o entregan en los parqueaderos o patios de inmovilización ¿Quién responde por el trayecto mientras llega en la grúa al sitio?, ¿Quién responde mientras hacen la maniobra de subir en la grúa? si bien es cierto existen seguros especiales que cubren cualquier siniestro en este tipo de operaciones logísticas, no es fácil demostrar el estado inicial con el que se recibe la moto o vehículo si no se garantiza desde su inmovilización el estado del mismo mediante el inventario.

Lo triste de la historia es que en muchos casos este tipo de inventarios o formatos de control del estado solo se le hace a los automóviles por regla general, no a las motos, la cuales son subida como vacas al matadero en las famosas “grúas” de inmovilización, se acumulan unas al lado de otras y uno sufre desde la lejanía ver cómo tratan a nuestro preciado bien.

Ahora bien, supongamos que se hizo el inventario y la moto llegó en perfecto estado, ¿han visto la calidad de patios de inmovilización o parqueaderos de los tránsitos donde retienen a nuestra motocicleta o vehículo? ¿han visto cómo se dejan podrir a la intemperie?

No es en vano la comparación de motos con vacas en este escrito, sin duda son unos potreros, unos terrenos en su mayoría llenos de barro, fango, hierva, al aire libre o intemperie. Con esto no digo que nuestras motos deben ser sujetas a una lavada diaria, brillada de pintura, forro de protección y guardadas en aire acondicionado, pero lo cierto es y yo lo afirmo, que: “EL PAGO DEL DIA DE PARQUEO NO SOLO ES PARA QUE LA MOTO ESTÉ EN UN LOTE”.

Cuando se paga parqueadero que entre otras cosas es con precios elevados, lo último que espera el dueño es que la moto sea tirada a un potrero como si fuese una vaca en una finca y es lo que se hace actualmente en muchas partes de Colombia, recordemos que cuando se paga parqueo, se paga por la custodia del bien y esto debe entenderse que incluye el cuidado mínimo que garantice su buen estado.

No quiero extenderme, pero espero que la reflexión sea tenida en cuenta, los procedimientos deben ser mejorados, la responsabilidad del estado, del funcionario y del particular no solo debe ser de hacer el comparendo, subir en la grúa y encerrar en un patio la moto como una vaca, la responsabilidad también debe ser de cuidar la propiedad privada, de garantizar su optimo estado y de protegerla de posibles daños, porque usted lo que inmovilizó es un bien sujetó a las reglas de la propiedad privada.

Compartir en

Los comentarios están cerrados.