En Córdoba, aprendices e instructores aprovechan al máximo las TIC para el proceso de formación

Las herramientas tecnológicas se han convertido en un gran aliado de los aprendices, instructores y directivos para desarrollar las actividades programadas.

Haciendo uso de las herramientas tecnológicas y las orientaciones impartidas por los instructores, los aprendices del SENA Regional Córdoba, vienen desarrollando su formación, con el fin de cumplir con las metas trazadas por la entidad. Esto se ha llevado a cabo, en el marco del aislamiento preventivo obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, a raíz de la pandemia mundial generada por el Covid-19.

El director regional, Víctor Manuel Ariza Palma, resaltó que las directivas, instructores y aprendices, trabajan articuladamente para lograr un adecuado proceso de enseñanza y aprendizaje.

Agregó que para la formación, los aprendices utilizan sus equipos de cómputo o celulares y reciben las orientaciones de los instructores, a través de la plataforma virtual de aprendizaje LMS – Territorium, correos electrónicos o por medio de redes sociales. Se desarrollan videoconferencias o grupos de trabajo para aclarar sus inquietudes.

Indicó que mediante esta estrategia, se encuentran impartiendo formación un total de 383 instructores, de los cuales 220 son del Centro de Comercio, Industria y Turismo y, 163 del Centro Agropecuario y de Biotecnología El Porvenir.

Por su parte, el subdirector del Centro Agropecuario y de Biotecnología El Porvenir, José Nicolás Barrios Sierra, resaltó que “se están desarrollando 331 acciones de formación complementaria y 367 de formación titulada. En esta última, se ha logrado impactar a 4.347 aprendices de un total de 10.553, mediante estrategias de formación no presenciales. Lo anterior representa una cobertura del 41,3%, la cual es significativa teniendo en cuenta la localización esencialmente rural de nuestros aprendices”.
Entre los programas se encuentran: acuicultura, construcción, silvicultura, producción ganadera, sistemas de gestión ambiental, mecanización agrícola, manejo ambiental, producción agropecuaria, agroindustria alimentaria, programación de software, logística empresarial, entre otros.

De igual forma, la subdirectora del Centro de Comercio, Industria y Turismo, Aura Miranda Mendoza, destacó que tienen en cuenta la situación de cada uno de los aprendices para así trabajar con ellos. Esto, con el objetivo de que no abandonen la oportunidad que les brinda el SENA de formarse con calidad y pertinencia.

Precisó además, que el Centro de Comercio Industria y Turismo actualmente tiene en formación titulada, en etapa lectiva de 82 fichas, un total de 2.049 aprendices en los diferentes programas: construcción, panadería, patronaje industrial de prendas de vestir, mesa y bar, asesoría comercial, contabilización de operaciones, talento humano, asistencia administrativa, gestión documental, gestión en procesos administrativos en salud, información y servicio al cliente, mantenimiento de motores diésel, sistemas, diseño e integración de multimedia, mantenimiento de equipos de cómputo, instalaciones eléctricas residenciales, manejo ambiental, programación de software y gestión de redes de datos.

Cabe resaltar que de este Centro, 337 aprendices tienen acceso a la plataforma LMS, así como conectividad y PC en sus casas; mientras que 150 tienen acceso a conectividad, a través del celular y, con 886 se trabaja mediante el uso de redes sociales, especialmente de WhatsApp. Asimismo, hay 316 aprendices que no tienen conectividad, razón por la que los instructores se vienen comunicando con ellos para darles algunas orientaciones, no deserten y continúen con el proceso de formación.

Aprendices cuentan su experiencia

Angélica Patricia Barreto Otero, es aprendiz del técnico en Patronaje Industrial de Prendas de Vestir del Centro de Comercio, Industria y Turismo, en la sede del SENA San Jorge, en el municipio de Montelíbano. Ella expresó que con el apoyo de los instructores ha continuado desarrollando su formación.

“Desde pequeña siempre quise estudiar esta carrera, ya que mi abuela era modista y mi abuelo fue sastre. Estoy muy feliz de poder hacer realidad este sueño gracias al SENA y por eso sigo estudiando desde la casa y tomando todas las medidas que nos recomiendan desde la entidad”, resaltó.

Adolfo Enrique Carvajal Ortega, aprendiz del tecnólogo en Silvicultura del Centro Agropecuario y de Biotecnología El Porvenir, manifestó que se está trabajando de manera colaborativa. “La formación la hemos continuado y contamos con el apoyo de los instructores, el subdirector, los coordinadores académicos y el equipo de Bienestar al Aprendiz, quienes nos están orientando en las distintas actividades que debemos hacer y entre los mismos aprendices por chat y grupos nos apoyamos para la realización de las actividades”, precisó.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App