Encelado, la luna de Saturno, alberga un océano bajo su superficie

Como es costumbre, todas las semanas la Doctora en Físicas, Mar Gómez, Responsable del área de meteorología de El Tiempo Es, También en Cope Es, y Europa FM, da a conocer un nuevo trabajo investigativo. En está oportunidad se treta de: Encelado, la luna de Saturno, alberga un océano bajo su superficie. Nuevas imágenes reveladas por la NASA confirman la existencia de un océano subterráneo bajo esta luna helada de Saturno.

Saturno tiene nada más y nada menos que 82 lunas: 53 de ellas confirmadas y 29 a la espera de que la NASA las certifique. Pero una de ellas, con unos 500 km de diámetro ha llamado la atención desde siempre a los astrónomos. Se asemeja a una gran bola de nieve y se llama Encelado.

Encelado es el decimocuarto satélite más alejado del planeta Saturno y orbita dentro de la parte más densa del anillo E, la parte más exterior de los anillos del planeta.

Durante décadas, los científicos no supieron demasiado de Encelado, pero la sonda Cassini captó hace unos años una serie de imágenes a través de las cuales se consideró que podría haber una masa de agua líquida bajo el hielo.

Cassini descubrió que los chorros con forma de géiser arrojaban vapor de agua y partículas de hielo que podían proceder de un océano subterráneo debajo de la corteza helada de Encelado.

Ahora la NASA ha dado a conocer nuevas imágenes de Encelado que demuestran que efectivamente hay un océano bajo su superficie polar.Este sigue activo y esta es una de las razones por las que esta luna es tan interesante a la hora de ver si pudo albergar vida en algún momento.

En las imágenes, compuestas por un mosaico de fotografías infrarrojas captadas por la sonda espacial Cassini a lo largo de 13 años, se pueden observar detalles de la actividad geológica del satélite.

Este nuevo mapa espectral muestra que las señales infrarrojas se correlacionan claramente con esa actividad geológica que se ve fácilmente en el polo sur aunque también se ha descubierto en el norte.

Las características de esta zona indican que el suelo se había “recompuesto” por el agua subterránea que salía disparada hacia arriba. Ahí es donde la llamada franja de tigre (por el efecto visual que crean las rayas en su superficie) rompe el hielo y emana el vapor del océano interior. Lo más parecido a un géiser extraterrestre que hemos visto.

Con su océano global, química única y calor interno, Encelado se ha convertido en un líder prometedor en nuestra búsqueda de mundos donde podría existir vida. A día de hoy, este lugar es uno de los principales candidatos para ello.

Compartir en

Comments are closed.