EPS adeudan a clínicas y Hospitales aproximadamente 40 billones de pesos

Río Noticias denuncia que el Hospital San Jerónimo de Montería, no deja de sorprendernos, en meses pasados el gerente interventor salió a los medios a denunciar que algunos contratistas modificaron el SOI para poder meter su cuenta para cobrar, esta denuncia que nunca se confirmó por un perito competente en la materia, Trejos, gerente interventor había manifestado la importancia de tener sus empleados al día en la seguridad social, por el efecto de la pandemia.

El día de hoy 21 de agosto de 2020, Río Noticias confirmó que a la fecha no se les ha pagado el mes de julio del presente año, ante esto nos formulamos las siguientes preguntas, si hoy es 21 de agosto ¿qué pasa con los empleados que se enfermen y están atrasados en el pago de la seguridad social, por la falta de dinero? ¿Ingresan como particular? ¿Quién asume los costos luego?

Tuvimos acceso a una circular en donde el gerente interventor manifiesta que los pagos serán los 20 de cada mes, pero al cierre de esta edición hoy, no hay pago.

Si el giro directo llegó el 10 de agosto porque hasta diez días después es el pago, y eso, llegó la fecha y no cumplió. ¿Redimen intereses con ese dinero en caja? Trejos está acostumbrado a hacer lo que le da la gana, lo citaron en la Asamblea Departamental y no asistió, el Representante a la Cámara Andrés Calle habló fuerte y al parecer lo silenciaron, no pasó nada y por último la Contraloría anunció una auditoría exprés y hasta el día de hoy ni auditoría, ni exprés, es que el gerente no cumple ni las circulares firmadas por el mismo.

Mientras, los contratistas deben esperar 20 días después del mes trabajado para poder cobrar, el gerente se paga sus 35 millones puntual, los días treinta de cada mes, quiere decir que un contratista recibe el pago de un mes a los 50 días de trabajo.

El dinero llegó y suficiente para cancelar la nómina, no entendemos el por qué lo dilatan, a los héroes de la pandemia hay que tratarlos bien, pagarles a tiempo, no recargarlos de trabajo como lo están los de admisiones que les toca admisionar pacientes del Centro de Convenciones estando al parecer por fuera del ejercicio de sus funciones.

Este tema es materia de investigación, al igual del uso de los códigos de los facturadores del San Jerónimo en manos de terceros, si es que los hay. En conclusión, los contratistas de la entidad de salud sienten que se les alarga el pago sin justa causa, porque el dinero si lo hay y llegó por medio del giro directo que entra por ADRESS.

Pero esto no pasa solamente en el hospital de Montería, así como este, hay muchos hospitales y clínicas en Colombia que adeudan salarios meses atrasados, prestaciones sociales y seguridad social a sus trabajadores y no hay motivos para que hospitales que reciben giros directos del estado adeudan a sus trabajadores, ya que la nómina es la primera prioridad que debe tener los hospitales y más en estos momentos de pandemia, donde la situación se hace más difícil para ellos.

Además, debemos mencionar y no podemos desconocer que las EPS adeudan a clínicas y Hospitales aproximadamente 40 billones de pesos según auditorías de la procuraduría general dinero que los hospitales y clínicas no han podido invertir nómina, infraestructura, equipos médicos y medicamentos, marchando a medias, lo mas raro es que el gobierno giró a las EPS 8 billones de pesos por servicios no incluidos en el plan de beneficios y no ha sido capaz de pagar a las IPS 1,5 millones por este mismo concepto a las IPS. Por otra parte, los hospitales están en la obligación de reportar las deudas que tienen con sus trabajadores, si estos reportes no se realizan le es imposible al ministerio de salud girar los dineros que se tienen estipulados para los trabajadores de la salud, hasta el momento el ministerio ha girado 213 mil millones de pesos a 240 hospitales del país y aun cuenta con 450 mil millones que aun no han podido ser girados por que no se ha hecho el reporte respectivo sobre las deudas a los trabajadores de salud.

Así las cosas, hay una responsabilidad de las EPS con las IPS para que estas se pongan al día con sus trabajadores y puedan hacer las inversiones necesarias, pero también hay una responsabilidad de las IPS y Hospitales públicos con los trabajadores de salud y es pagar a tiempo sus salarios, prestaciones sociales y seguridad social y más aún cuando el ministerio está haciendo los giros directos.

Pero aquí quien entra a regular todo esto es la superintendencia de salud, quien debe vigilar que todo esto se esté haciendo, pero eso esta muy lento y esto no solo ha sido desde que comenzó la pandemia, esto viene de muchos años más atrás, por ahora la superintendencia de salud solo ha hecho un pequeño sondeo donde evaluó 50 IPS de 12 ciudades del país donde encontró dificultades en el pago de los trabajadores de la salud y la dotación personal, pero no ha tomado cartas en el asunto ni ha habido sanciones, parece que a la superintendencia este tema de poner en cintura a las EPS que tanto habló durante su posesión el superintendente le ha quedado grande, si no ha podido controlar uno de sus interventores como lo es el interventor del hospital de Montería, menos lo hará con las poderosas EPS.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App