Excelente noticia para el Manchester City, luego de ser sancionado por la UEFA

Manchester City 2020.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, en sus siglas en inglés) ha tumbado este lunes la sanción de la UEFA que dejaba al Manchester City uno de los transatlánticos del fútbol del Viejo Continente, sin competiciones europeas para las dos próximas temporadas (2020-2021 y 2021-2022).

Este organismo considera que los citizens no incumplieron el fair play financiero con un exceso ficticio de ingresos publicitarios para poder fichar a más jugadores y que las irregularidades contables detectadas habían prescrito. El TAS también ha reducido la multa que debía pagar el City –propiedad del jeque emiratí Mansour bin Zayed Al Nahyan desde 2008–, que era de 30 millones de euros, y es ahora de 10. Ambas sanciones habían sido impuestas el pasado febrero por rebasar entre 2012 y 2016 el límite financiero, una norma creada por la UEFA en 2011 para “mejorar la salud económica de los clubes europeos” y que implica que estos solo puedan gastar hasta cinco millones más de lo que ingresen en un periodo de evaluación de tres años.

El TAS –un órgano de arbitraje que dirime disputas en torno al deporte– considera que la sanción de la UEFA contra el City del pasado 14 de febrero “debe ser anulada y reemplazada” porque la mayor parte de las infracciones detectadas por el máximo organismo del fútbol europeo prescribieron o el tribunal no las pudo demostrar. El órgano estima que el club inglés no camufló “fondos de capital” como “ingresos de patrocinadores”, pero sí cree que incumplió el artículo 56 de las regulaciones sobre licencias de clubes y fair play financiero y falló al cooperar con las autoridades: “No era apropiado prohibir la participación del Manchester City en las competiciones de la UEFA por el hecho de que el club no cooperará con las investigaciones”, dice la sentencia, que añade que el auto completo con toda la argumentación de la reducción de la sanción contra el equipo dirigido por Pep Guardiola se publicará en unos días. El texto de este lunes, de solo una página y media, no desgrana uno a uno los incumplimientos detectados por la UEFA, sino que hace una evaluación general de los cargos y determina el fallo.

La decisión del TAS, tomada por un comité de tres abogados, llega a menos de un mes del enfrentamiento entre el Real Madrid y el conjunto de Pep Guardiola en el Etihad, el cruce de vuelta de los octavos de final de la Champions, que se disputará el 7 de agosto después de que los citizens ganasen en el Santiago Bernabéu por 1-2. La sentencia es una bocanada de aire para el City, segundo clasificado en una Premier League ganada ya por el Liverpool, que ha hecho una inversión en fichajes de 1.845,03 millones de euros desde 2008, cuando el jeque Mansour bin Zayed compró el equipo, y que podía ver que gran parte de sus estrellas se quedaban sin disputar la mayor competición continental de clubes las dos próximas temporadas si el TAS ratificaba la decisión de la UEFA.

El máximo organismo del fútbol europeo consideró el pasado febrero que el City falseó e infló los ingresos que percibió de sus patrocinadores —el principal es Etihad— para incrementar artificialmente su presupuesto e invertir así más dinero en la compra de jugadores. La entidad, que anunció ipso facto su recurso ante el TAS y calificó el proceso de “defectuoso”, ya había sido multada por la UEFA con 20 millones de euros en 2014 por rebasar el límite financiero. El entonces presidente de este organismo, Gianni Infantino, participó en las negociaciones que permitieron al propio City y al PSG –que también estaba siendo investigado y también es considerado otro club-Estado, en su caso por la inversión desde 2011 de Tamim bin Hamad Al-Thani, emir de Qatar– cerrar tratos muy favorables cuando ambos se vieron en problemas por esta norma. Estos acuerdos permitieron a ambos conjuntos evitar las sanciones más duras, que podrían haber llegado a su exclusión de las competiciones europeas, según los documentos de Football Leaks publicados por la prestigiosa revista semanal alemana Der Spiegel.

El City, a falta de leer el auto completo en los próximos días, ha celebrado este lunes la decisión del órgano de arbitraje en un comunicado: “A la espera de revisar en detalle la resolución del TAS tan pronto sea posible, el Manchester City quiere manifestar su satisfacción con la resolución que valida la posición del club y las pruebas que fueron presentadas. El club quiere agradecer al TAS y a los miembros del comité de árbitros su diligencia en este procedimiento”.

Desde que se implantó el fair play financiero, varios equipos se han quedado sin poder jugar en competiciones europeas por no respetar la norma. En España, el Málaga fue excluido de la Europa League en la temporada 2013-2014 pese a haber logrado la clasificación. El mayor club –por historia y títulos– afectado esta campaña ha sido el Milan, que no disputó la segunda mayor competición continental después de que el TAS corroborarse en junio de 2019 sus irregularidades contables. El caso contrario lo ejemplifica el PSG, que en verano de 2017 fichó a Neymar y Mbappe por más de 400 millones de euros. La operación del delantero francés fue camuflada como cesión con compra el curso siguiente, pero la UEFA investigó los movimientos, ya que la entidad recibió varias inyecciones millonarias para cuadrar las cuentas procedentes de organismos de Qatar y de Qatar Sports Investment, un holding controlado por el propio presidente del PSG. El TAS dictaminó en marzo del año pasado que el club se quedaba sin sanción porque la UEFA había abierto el caso fuera de plazo y se limitó a obligarlo a vender jugadores antes del 30 junio por valor de 60 millones.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App