Expresidente de Ecuador, Rafael Correa, fue condenado a ocho años de prisión por corrupción

El Tribunal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador declaró este martes culpable de corrupción al ex presidente Rafael Correa y lo sentenció a ocho años de prisión.

Correa fue condenado junto a otros 19 altos funcionarios y empresarios involucrados en una red de millonarios pagos ilegales a cambio de la entrega de obras públicas.

El juez Iván León leyó la sentencia y dijo que la víctima del delito es el Estado y que la “fiscalía demostró la existencia de una estructura de corrupción”.

Correa actualmente vive en Bélgica junto a su familia desde mayo de 2017, luego de traspasar el poder a su amigo y sucesor Lenín Moreno, con quien se distanció poco después en medio de acusaciones mutuas.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App