Extranjeros y el mototaxismo en Colombia

La crisis económica que atraviesa el país no solo repercute en los extranjeros que se refugian en nuestro país para buscar un mejor futuro para ellos y sus familias, también evidentemente afecta a todos los colombianos, lo que se refleja en un crecimiento exponencial de la informalidad de trabajos. Vendedores de todo tipo, prestación de servicios profesionales a bajo costo, algunos han encontrado una salida fácil en la informalidad del mototaxismo como forma rápida de obtener sustento diario.

Advertisements

Lamentablemente detrás esta informalidad como medio de vida, existe una responsabilidad enorme cuando esta se desarrolla por parte de extranjeros, pues a diferencia de un Colombiano conduciendo sin licencia o con los documentos incompletos, al extranjero parece que eso lo tiene sin cuidado y a partir de allí es donde se desprende la preocupación de muchas autoridades y ciudadanos, pues al tratarse de una actividad peligrosa y fuertemente regulada debe ser vigilada con mayor cuidado cuando se trate de foráneos.

He dictado muchas capacitaciones a inspectores de transito de Colombia, he atendido funcionarios de varios organismos de tránsito, en todas reflejan su preocupación porque la reincidencia como infractores en sujetos que no portan licencia de conducción es habitual, pero sobre todo en extranjeros.

El articulo 24 de la carta política nos habilita para circular libremente por todo el país, con la limitación que establezca la ley, sin embargo, al desarrollase la orden constitucional en el código nacional de tránsito hemos visto que se ha quedado congelada ante los cambios sociales y dinámicas que se desprenden del mundo actual “el código de tránsito quedó obsoleto”.

¿Las multas a un extranjero por su mala conducción en verdad le afectan? ¿Cómo le quitas la licencia a un extranjero sin licencia? ¿Cómo se controla a alguien que le da igual cualquier sanción administrativa? Casualmente en estos días en Montería – Córdoba, existió un fuerte accidente donde una menor recibió la peor parte del hecho.

Según investigaciones y comentarios de los pobladores uno de los sujetos determinantes en este accidente fue presuntamente un extranjero “sin papeles, sin permisos y sin conocimiento de las reglas de conducción en Colombia” situación que se ha vuelto recurrente, pero que ya está llamando la atención de las autoridades. Nadie les prohíbe conducir, pero si lo hace deben cumplir con lo reglamentario, los transeúntes no tienen que soportar la irresponsabilidad de otros y la discusión de cómo se controla “a alguien que le da igual todo” está abierta. Artículo de opinión de: Francisco España

Compartir en

Comments are closed.