Habrá cambios en el perverso esquema de salud en Colombia

El Superintendente Nacional de Salud, Ulahí Beltrán López, dio a conocer hoy cifras que muestran la falta de acceso y la desprotección que deben enfrentar miles de usuarios afiliados a las entidades administradoras de recursos cuando acuden por citas médicas, medicamentos y tratamientos o procedimientos urgentes.

Advertisements

Al participar en el XVII Congreso Nacional de Salud, organizado por Consultorsalud, el Superintendente dijo que, entre enero y julio de este año, se formularon 717.913 peticiones, quejas y denuncias contra las entidades administradoras de recursos (EPS) por parte de pacientes que urgían atención.

“Esto significa que cada día se radican ante la Supersalud 3.419 quejas y denuncias de pacientes y enfermos que no encuentran acceso a los servicios ni atención digna por parte de las entidades a las que están afiliadas”, dijo el jefe del máximo órgano de vigilancia y control del sector salud en Colombia, y añadió que “son afiliados que viven la zozobra de no recibir protección en un sistema que no los asegura, no los protege y no les respeta el derecho fundamental a la salud”.

La situación es aún más crítica si se tiene en cuenta que el 35% de esas 717.913 quejas, peticiones y reclamos (una de cada tres) son clasificadas como ‘riesgo de vida’, es decir requieren una atención inmediata debido a la gravedad del estado de salud de esos ciudadanos.

Las EPS del régimen contributivo son las que más reciben quejas o denuncias por este tipo de casos.

Durante su exposición, el Superintendente Beltrán López enfatizó que “esta realidad evidencia que en Colombia no hay un aseguramiento en salud confiable.

Aquí las entidades administradoras de recursos vienen decidiendo quién vive y quién muere y eso es absolutamente inaceptable. El derecho a la salud no es negociable, ni puede ejercerse de manera discrecional u optativa”.

En ese sentido, recordó que en su primer mes de gestión en la Supersalud ha ordenado la liquidación de dos entidades (Comfamiliar Huila y Convida) porque no cumplían ni los indicadores financieros ni los que miden la atención que están obligadas a prestar.

“No eran aseguradoras como no lo han sido todas las que han sido liquidadas. Por no cumplir con los afiliados ni cumplir con las exigencias que la normatividad les exige, se están autoliquidando”, sentenció.

De igual manera, fue enfático en decir que, en este momento existen 9 EPS del régimen contributivo con una población afiliada que supera los 21 millones de usuarios y cuentas por pagar de 10 billones de pesos.

De estos, 8 cumplen con el capital mínimo, 7 con el patrimonio adecuado y solo 3 de 9 con el régimen de
inversiones.

“No garantizan el derecho a la salud de sus afiliados, no cumplen con indicadores los financieros y no reportan. Esto no puede continuar, hay cerca de 8 millones que están afiliados que están bajo medida de vigilancia especial.

Colombia no puede someter al riesgo a 8 millones de afiliados que no tienen cobertura”. Actualmente, hay 10 EPS bajo medida de vigilancia especial, que afilian una población cercana a 8 millones de personas, la mayoría del régimen subsidiado.

Beltrán López recordó que los dueños del sistema de salud son los ciudadanos y no las entidades que administran billonarios recursos que son públicos.

Al expresar que la Supersalud a su cargo se está volviendo un organismo cercano, aliado, solidario y amigo de los ciudadanos, puntualizó:

“vamos a hacer que se vuelvan costumbre la dignidad y el respeto al derecho a la salud y a cambiar el esquema perverso donde unas entidades administradoras de recursos deciden quién vive y quién muere”.

Compartir en

Comments are closed.