Hallan en los anillos de los árboles el rastro de supernovas que pudieron alterar el clima de la tierra

“Las supernovas son uno de los eventos más repentinos y violentos del universo. Cuando una estrella (con la masa suficiente) llega al final de su secuencia principal, explota en forma de supernova, emitiendo un brillo incluso superior al de su galaxia”.

“Pues bien, un reciente estudio publicado en la revista International Journal of Astrobiology ha encontrado que al menos cuatro supernovas pudieron alterar el clima del planeta Tierra en los últimos 40.000 años”.

“Cómo lo han averiguado? Analizando los registros de la historia paleoambiental de la Tierra durante el Cuaternario tardío (hace 40.000 años hasta hoy). Entre diferentes análisis como testigos de hielo y espeleotemas, se han usado anillos de los árboles de los últimos miles de años”.

“El análisis de los anillos de los árboles se denomina dendrología. El primer dato que pueden darnos es la edad aproximada del árbol analizado así como las condiciones de crecimiento del árbol: en qué años creció más y qué años menos”.

“Pero también nos permiten analizar el clima pasado de nuestro planeta. El crecimiento de los anillos va a ser mayor cuando las condiciones climáticas sean más favorables. Lo contrario va a ocurrir cuando las condiciones sean adversas”.

“Para estudiar los impactos de las supernovas en la Tierra, los científicos buscaron en los registros de anillos de árboles las “huellas dactilares” de estas explosiones cósmicas observando que podrían haber dado lugar a 4 alteraciones climáticas en los últimos 40.000 años”.

“¿Cómo lo hicieron? Buscaron encontrar el isótopo carbono-14 también llamado radiocarbono que se forma cuando los rayos cósmicos bombardean la atmósfera de la Tierra de forma casi constante”.

“Los árboles recogen el dióxido de carbono y parte del carbono será radiocarbono. Pero a veces, esa cantidad no es constante y aumenta repentinamente, mostrándose en mayor concentración dentro de los anillos de los árboles”.

“De partida los científicos consideraron que podría ser por dos posibilidades:una erupción solar o una supernova, apoyando con fuerza la hipótesis de esta última”.

“Encontraron que de las ocho supernovas más cercanas estudiadas todas parecían estar relacionadas con aumentos en el registro de radiocarbono terrestre y cuatro de ellas principalmente. Pero ¿cuáles?”

“Una de estas explosiones fue la supernova de Vela, a 815 años luz de nuestro planeta y que sucedió hace unos 12.300 años. Esto llegó a afectar a la Tierra y así se ha determinó con los isotopos de carbono14 incrustados en los anillos de los árboles.Este aumentó casi un 3% después”.

“La supernova G114.3+00.3 , que explotó hace unos 7.700 años a una distancia de unos 2.300 años luz, se correspondió con un aumento del 2%. Vela Jr.,podría haber ocurrido hace 2.800 años, lo que corresponde a un pico de radiocarbono del 1,4 %”.

“Y finalmente, HB9, que explotó hace 5400 años a una distancia de 1000 a 4000 años luz, se corresponde con un pico de radiocarbono del 0,9%”.

“Algunos astrónomos piensan que han obtenido señales de que Betelgeuse, una estrella gigante roja en la constelación de Orión, podría estar a punto de colapsar y convertirse en supernova. Y está a sólo 642,5 años luz de la Tierra, mucho más cerca que Vela”.

Compartir en

Comments are closed.