Hermano del Gerente Departamental de la Contraloría General es contratado en Cereté con posibles causas de inhabilidad

Cereté. En medio de la crisis provocada por el Covid-19, en Cereté se realizan contrataciones en las que al parecer se incurre en inhabilidad, violando el artículo 8 de la ley 80, ley de contratación pública. En este caso, con la contratación de Luis Ignacio Beltrán Guzmán, quien hoy es contratista de la alcaldía de Cereté. Este hecho se suma a los diversos casos por contratos con sobrecostos que aquí hemos expuesto.

El 14 de abril del presente año se cargó en la herramienta Secop el proceso de contratación para el asesor jurídico de la Secretaría de Desarrollo Económico e Inclusión Social, cartera que está a cargo de Juan Felipe Angulo. Aunque en Secop se subieron todos los documentos pertinentes al proceso (contrato, póliza, estudios previos, acta de inicio, etc.), la creación de este se mostró con iniciación del 14 de abril de 2020, pero el contrato ya estaba firmado el 12 de marzo del mismo año, es decir, se subió a Secop un mes después de haber firmado el contrato, un mes más tarde de que Luis Ignacio estuviera laborando.

El contrato 052, que tiene como objeto “la prestación de servicios profesionales para brindar asesoría jurídica a la Secretaría de Desarrollo Económico e Inclusión Social”, con una duración de 6 meses y por un monto de 14’175.000, se suscribió entre la alcaldía de Cereté y el señor Luis Ignacio Beltrán Guzmán. Dicho contrato fue firmado por el alcalde ‘Toño’ Rhenals, con Acta de inicio firmada por Juan Felipe Angulo, quien figura como supervisor del contrato, además, también firmó la Constancia de Estudio y Aprobación de la Póliza el abogado Ever Díaz Bedoya, Jefe de la Oficina Jurídica de Cereté.

La presunta inhabilidad del contratista Luis Ignacio Beltrán radica en que tiene como hermano a José Gabriel Beltrán Guzmán, quien es el Gerente Departamental 01 de la Contraloría General de la República, cuando en el artículo 8 de la ley 80, numeral 2, literal b, dice: “Tampoco podrán participar en licitaciones o concursos ni celebrar contratos estatales con la entidad respectiva”:
b. Las personas que tengan vínculos de parentesco, hasta el segundo grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil con los servidores públicos de los niveles directivo, asesor, ejecutivo o con los miembros de la junta o consejo directivo, o con las personas que ejerzan el control interno o fiscal de la entidad contratante.

Quedando claro que el hermano de Luis Ignacio Beltrán, José Gabriel Beltrán Guzmán, quien en este caso tendría un segundo grado de consanguinidad, es el Gerente Departamental 01 de la Contraloría General de la República, trabaja en una corporación que tiene control fiscal en el municipio de Cereté, violando ampliamente el artículo 8 de la ley 80, ley de la contratación pública. Esto nos pone frente una posible causa de inhabilidad para que Luis Ignacio Beltrán pueda contratar con la alcaldía de Cereté. A esto se puede agregar que, en la cláusula vigésima segunda del contrato, el señor Luis Ignacio Beltrán declara bajo juramento no estar inmerso en causal de inhabilidad.

De este modo, podemos desprender varios hilos y hacernos preguntas sobre el papel que juegan los asesores del alcalde ‘Toño’ Rhenals. El papel del Jefe de la Oficina Jurídica, Ever Díaz, quien hasta esta tarde estaba más preocupado por aclarar si tiene o no Iphone, junto con los otros secretarios de despacho que por revisar las contrataciones del municipio en materia jurídica. El papel del supervisor del contrato, que también es abogado, y la malicia de montar un proceso en Secop de un contrato que ya lleva un mes de ejecución.
Es de preguntarse si las múltiples denuncias hechas a la Contraloría y las notas periodísticas sobre los manejos fiscales no han surgido ningún efecto debido a que el Gerente Departamental de la Contraloría General tiene un hermano laborando en la actual administración de Cereté.
Haremos el ejercicio y llevaremos el caso a los entes de control para que sean ellos quienes determinen si hay inhabilidad para contratar en este caso, también compartimos el hecho con un sinnúmero de abogados, que apegados a su interpretación, han asegurado que sí se configura la inhabilidad, y otros han dicho que no.

Para aclarar dudas sobre el control fiscal que ejerce el Gerente Departamental de la Contraloría anteriormente mencionado, adjuntamos un documento de una solicitud de información de denuncia que este señor le hace al alcalde del municipio de Cotorra, donde argumenta que dicha solicitud la hace en virtud de las funciones establecidas para ejercer el control fiscal. Esto nos debe llevar a pensar que de la misma manera puede ejercer dicho control en el municipio de Cereté.

¿Qué más falta ver en este municipio dónde la conjugación del futuro se da en pasado, como cuando el alcalde dijo “Los futuros propietarios” a quienes ya tenían lotes? ¿Qué más falta, Cereté?

Vía – Portal La Noticia.

Compartir en

Comments are closed.