Hombre confesó que mandó a matar a su padre para quedarse con sus ahorros

17 años y cuatro meses de cárcel, para ser más preciosos, son los que tendrá que pagar Juan David Peralta Murgueito por el homicidio agravado del reconocido comerciante de la isla de San Andrés Juan Mauricio Peralta Mejía, que fue baleado en vía pública el pasado 24 de agosto.

Estos detalles los entregó la Fiscalía por medio de un comunicado, y dijo que ante la “contundencia de los elementos de prueba” que tenía en contra de Peralta Murgueito, el hombre “confesó ser el determinador del homicidio de su padre”.

La fiscal Tatiana Angulo, directora seccional en San Andrés, aseguró que la investigación arrojó que el día que asesinaron al comerciante de varios disparos su hijo estaba con él, y que luego de capturar a los señalados sicarios se encontró que el hoy condenado les había pagado para que cometieran el crimen.

“Luego de varias capturas, se puso en evidencia que Peralta Murgueito contrató a los sicarios que asesinaron a su padre; a uno de ellos le pagó 12 millones de pesos, y les entregó la información suficiente para cometer el hecho”, detalló el organismo.

Pero, ¿qué llevó a que este hijo pagara todo ese dinero para matar a su papá?

La fiscal Angulo afirmó, por medio de un video, que el plan para asesinar al comerciante “estuvo motivado en un interés económico”, pues se demostró que el hijo “pretendía apropiarse de los bienes y de unos ahorros de la víctima, que sumaban alrededor de 800 millones de pesos”.

Estos ahorros estarían relacionados con un CDT o un seguro de vida, según la Fiscalía.

Peralta fue capturado a finales de octubre en medio de diligencias de allanamiento en el barrio Sarie Bay, en San Andrés, y el mismo día detuvieron a Anthron Villa García, que fue enviado a prisión por su presunta responsabilidad en el atentado al comerciante.

Otro de los procesados es un menor de edad que fue aprehendido el 10 de septiembre, y con estas capturas y condenas la Fiscalía dijo que resolvió el caso “en tiempo récord” ya que allegados a la víctima pedían que se hiciera justicia.

Compartir en

Comments are closed.