Hombre se arrepintió y fingió secuestro para no ir a su propia boda

El caso conmociona a Pitalito, Huila, donde nadie para de hablar sobre el plan que ejecutó.

En las esquinas del municipio de Pitalito, Huila, el tema de moda es el extraño caso de un hombre de 55 años que montó todo un show alrededor de un autosecuestro para no asistir a la ceremonia de su matrimonio, el cual estaba programado para el fin de semana pasado con una mujer de esa población.

Las autoridades no dieron a conocer su identidad pero se sabe que, ante el escándalo,  el hombre decidió salir de manera silenciosa hacia el Caquetá para evitar las burlas y señalamientos de la gente.

La historia de este caso comenzó el fin de semana pasado cuando la Policía recibió, a través de la línea 123, una llamada por parte de amigos de la supuesta victima, quienes aseguraban que un hombre a punto de casarse habría sido secuestrado.

Tras la denuncia, las alarmas se prendieron por todo Pitalito e incluso se hizo un llamado de urgencia al Gaula del Ejército.

“Al instante cerramos las vías de acceso al municipio para frenar la fuga de los delincuentes”

Los denunciantes señalaban que unos hombres armados llegaron en moto y abordaron al hombre en una calle, donde procedieron a secuestrarlo y luego emprendieron una huida.

“Al instante cerramos las vías de acceso al municipio para frenar la fuga de los delincuentes”, afirmó el mayor Néstor Vargas, comandante de la Policía de Pitalito.

Vargas añadió que la Policía se vio obligada a realizar labores de inteligencia, con operativos en las calles del municipio y establecimientos comerciales.

Lo que la Policía y el Ejército no sabían era que se trataba de un montaje realizado por algunos amigos del hombre, quienes tenían la intención de evitar que esta persona contrajera nupcias.

Según las indagaciones, el hombre les había manifestado a su grupo de amigo que echaba atrás la decisión de unirse en pareja y “no quería saber nada de bodas”.

Cuando los amigos del hombre se dieron cuenta del gigantesco operativo de las autoridades en todo el municipio, confesaron que en realidad no había pasado nada y que todo obedecía a un plan montado con anterioridad.

“Nos dijeron que se trataba de un autosecuestro pues un amigo de ellos había decidido echar atrás su palabra de matrimonio. Es decir, se arrepintió y se escondió para no ir a la Iglesia y evadir la boda ya programada”,
 dijo el oficial.

Al ver que se trataba de un engaño, las autoridades desmontaron el operativo; sin embargo, el cerco sobre el municipio había sido tan eficaz que llegaron hasta donde se escondía el hombre, a quien hallaron en una casa.

Allí, esta persona se abstuvo de hablar, pero ahora deberá enfrentar una investigación por parte de la Fiscalía.

No sabemos por qué tomó esa decisión unas diez horas antes de la ceremonia religiosa

Sus amigos, por parte, le manifestaron a las autoridades que el show lo habían armado para ayudarlo, pues él les había insistido en que no se quería casar.

“No sabemos por qué tomó esa decisión unas diez horas antes de la ceremonia religiosa”, señalaron las autoridades.

El montaje, antes de la intervención policial, era casi perfecto. La historia del secuestro fue creída por los familiares de la novia, quienes al ver todo el alboroto “lamentaron y lloraron” el rapto del sujeto.

“La novia, visiblemente preocupada, dijo que el matrimonio era en la noche y pidió el rescate sano y salvo de su prometido”, señalaron las autoridades.

Helmer Peña, periodista en Pitalito, aseguró que no se ha podido establecer la identidad del hombre y se cree que viajó hacia la ciudad de Florencia para huirle a los comentarios en su pueblo.

“Yo hablé vía celular con uno de sus familiares, quien me dijo que él está muy apenado, que estuvo encerrado en una pieza varios días para que nadie lo vea; pero, silenciosamente, salió hacia el Caquetá“, aseguró el periodista.

Esta boda es el tema de moda en Pitalito, municipio donde muchos aseguran que es la segunda vez que el mismo hombre “deja a una mujer con su vestido de matrimonio”.

“De la novia tampoco se sabe nada ni cuál fue su reacción, pero ella ha permanecido callada y de incógnito para evitar burlas y escándalos”, agregó Peña.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App