Jairo Torres rector de la universidad de córdoba atornillado en el poder

El rector de la universidad de córdoba pretende usar la misma estrategia con la que logró ser la cabeza de la universidad en su primer periodo.

Siempre se mostró imparcial y ajeno a la política y así lo manifestó en muchas ocasiones, pero es más político y estratega que todos, no se mostró con nadie, recibió la venia de ellos y luego se les sacudió, también es su fuerte hacerse la víctima y manda a peones por las redes sociales a incitar o a dar entender qué están tramando un complot en su contra para truncar su pasó a la reelección.

Ningún cargo público debería tener reelección inmediata, la perpetuación del poder no es sano y les hace daño a los procesos, las reelecciones por lo general son malas y se usan para tapar huecos dejados en las administraciones.

Para nada es bueno hacer o proponer su nombre a la rectoría estando en el trono, no hay igualdad de condiciones y viola el principio de la equidad, disponer de un presupuesto, tener personas a su cargo, hace que los demás candidatos no sean medidos con el mismo racero.

Señor torres ya es hora que le dé la oportunidad a otras personas, es hora que, entre nueva sangre con ideas nuevas, o es que no le alcanzo el periodo para cumplirle a sus socios políticos, que son muchos y a muchos les incumplió, y a las personas encargadas de elegir el nuevo rector de la universidad de córdoba, hagan una buena elección, centrada, objetiva y sin prebendas de por medio.

No a la perpetuación del poder, no más Jairo torres.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App