La asquerosa propuesta de aumentar la cantidad de senadores

Francisco España- Columnista de Río Noticias.

Como bastante grosera, irrespetuosa y ¿por qué no?, asquerosa veo la propuesta que avanza en las etapas de aprobación en el congreso sobre el incremento de cupos o curules para senadores en Colombia, es decir; tendremos más gente durmiendo en las costosas sillas del congreso (hay videos y fotos de sobra) y más personas para premiar con las súper pensiones que eso conlleva.

Colombia es un país democrático y esto permite sin duda a que tengamos la posibilidad de elegir quienes nos representen mediante voto popular. En efecto, cargos como alcaldes, gobernadores, presidente y congresistas son parte de esta dinámica o modelo de estado.

No obstante, hay que ser claros en algo, cantidad no es sinónimo de calidad. Para nadie es un secreto que nuestro congreso no ha rendido como lo espera el pueblo, no legisla de manera contundente y gratificante, simplemente se ha convertido en un lugar para promover intereses polítiqueros, para proteger personajes nefastos para el país y para demostrar estatus en círculos sociales.

Esa mentalidad de sacarle provecho a todo, de querer forzar el presupuesto del estado en tiempos de crisis o postpandemicos para beneficiar a partidos políticos, es la que tiene a Colombia en un retraso económico y proyección al fracaso. La deuda generada para enfrentar el Covid19 es BILLONARIA, pero a estos señores ahora se les ocurre ponerle un gasto más al país, si, aumentar la gente en el congreso.

Todos sabemos que el congreso debe reducirse y no ampliarse, por economía y por seriedad, no podemos permitir que el país sostenga más sinvergüenzas (en plena pandemia querían darle prioridad al proyecto de ley que busca consagrar al carriel antioqueño como patrimonio nacional) en pleno caos de despidos masivos, de gente muriendo y de empresas cerrando ¡de por Dios!

Colombia es el segundo país de Latinoamérica con los sueldos más altos en sus congresistas, y esto no es para hacer un meme y una caricatura graciosa, esto es para indignarse.

Los costos de sostener estos personajes son astronómicos, los resultados cantidad versus calidad son muy tristes, su producción normativa no es de calidad, muchas de sus leyes son declaradas inexequibles o no cumplen los resultados esperados, ni que hablar de su ausentismo o desinterés cuando el mismo pueblo que los elige trata de buscar ayuda en ellos, por esta y por mil razones más la propuesta de aumentar la cantidad de congresistas da asco.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App