La confesión que Mancuso ofrece a la JEP y que pondría en graves problemas judiciales a Uribe

Fue dado a conocer por el periodista Yohir Akerman en su columna de opinión de este domingo en el diario El Espectador, donde muestra los documentos que probarían que Salvatore Mancuso hizo ese ofrecimiento a la Justicia Especial para la Paz.

Dicho proceso judicial que implicaría al senador Álvaro Uribe y su hermano Santiago Uribe, y sobre el cual Mancuso entregaría testimonio, tiene que ver con las masacres de los corregimientos de El Aro y La Balsita, en Ituango y Dabeiba, Antioquia.

Según el columnista, en 2008, ante la justicia de estadounidense, Mancuso había había hecho referencia a la supuesta participación de un helicóptero de la Gobernación de Antioquia en dicho acontecimiento del que tuvo conocimiento Pedro Juan Moreno, secretario de Gobierno de Antioquia, “uno de los amigos más cercanos del entonces gobernador y actual senador Uribe Vélez”.

El periodista también resalta en su columna un testimonio del paramilitar Francisco Villalba, condenado por la masacre de El Aro, quien -indica Yohir Ákerman- dijo ante la Fiscalía, en 2008, que los hermanos Uribe participaron en la reunión “en la que se habría acordado el plan de ejecución de la masacre”.

Además, destaca el columnista en El Espectador, en su testimonio Villalba señaló a Santiago Uribe como jefe del grupo paramilitar ‘Los 12 apóstoles’ y aseguró que “Uribe había “prestado” a 20 de sus hombres para otra masacre ejecutada en el corregimiento de La Balsita”.

Parte del documento en poder de la JEP / El Espectador.

Y aunque Ákerman recuerda en el diario bogotano que, pese a los ofrecimientos de Mancuso, la JEP rechazó su solicitud para juzgarlo en Colombia, también añade que ese tribunal “podría llamar a Mancuso para que colabore voluntariamente y no como sujeto de la justicia transicional, algo a lo que el exparamilitar no se ha negado”.

Cabe recordar que, según informó la JEP el pasado 4 de junio al negar la mencionada petición de Mancuso, el excomandante paramilitar solicitó ser aceptado en la Justicia Especial para la Paz como “tercero civil colaborador o financiador del paramilitarismo entre 1989 y 1997, antes de su vinculación a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)”.

Sin embargo, dentro de sus argumentos para rechazar al exparamilitar, la Sala de Reconocimiento de ese tribunal concluyó que, en el periodo mencionado, Mancuso se desempeñó como “miembro orgánico de la estructura criminal, desarrollando una función continua de combate” y no como colaborador o financiador del paramilitarismo.

Mancuso aseguraba, en su solicitud, que entre 1989 y 1997, antes de vincularse a las recién creadas Autodefensas Unidas de Colombia de las que llegó a ser su último comandante, había ejercido el rol de colaborador o financiador, desde su rol como ganadero de Córdoba.

Salvatore Mancuso, exparamilitar/ Google.

Salvatore Mancuso, quien ya saldó cuentas con la Justicia de Estados Unidos, se encuentra recluido en estos momentos en una celda de paso de ese país y está a la espera de su deportación a Colombia, recordó el miércoles pasado la revista Semana, a propósito de las intimidaciones que Jaime Paeres, abogado del exjefe paramilitar, denunció recientemente.

Estaba previsto que Mancuso recuperara su libertad el pasado 27 de marzo en ese país. Sin embargo, las cárceles de Estados Unidos están cerradas por la crisis del Coronavirus y el Gobierno suspendió cualquier trámite de traslado, que en el caso del exjefe paramilitar era hacia el aeropuerto. | Vía- El Pregonero.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App