La polémica por el uso del avión presidencial por la Primera Dama

Casa de Nariño dice que cumplía rigurosa agenda y desmiente utilización para fines particulares.

La primera dama de la Nación, María Juliana Ruiz, ha sido objeto de críticas por el posible mal uso del avión presidencial, acusación que la Casa de Nariño rechaza de manera tajante.

Sin embargo, los cuestionamientos en redes sociales no se han detenido. En un caso se le critica por haber hecho un viaje relámpago Cartagena-Bogotá-Cartagena; y en el otro por haber puesto una aeronave oficial a su servicio para celebrar el cumpleaños de una de sus hijas.

La primera cascada de comentarios empezó precisamente en Twitter en la que empezó este movimiento. El congresista del partido Verde, Iván Marulanda, denunció desde su cuenta a la Primera Dama de haber utilizado el avión presidencial para un viaje de Cartagena a Bogotá “con la finalidad de solamente cambiarse el vestido”.

El congresista indicó que Ruiz volvió a Cartagena desde Bogotá y que, además, arribó cuatro horas tarde al evento previsto con el cuerpo diplomático.

“Sería bueno que la Presidencia aclarara información de que la señora Duque viajó Cartagena-Bogotá-Cartagena en avión presidencial expreso para cambiarse de vestido! Y que con todo y eso, llegó cuatro horas tarde a la recepción con el cuerpo diplomático plantado y enfurecido ¡Estos niños traviesos! (sic)”, dice el trino de Marulanda.

La Presidencia de la República aclaró que ella sí viajó de Cartagena a Bogotá y volvió a La Heroica en un mismo día, pero para cumplir con una apretada agenda previamente comprometida.

En efecto, en la agenda de la Primera Dama del jueves 30 de enero está verificada su participación en horas de la mañana en distintas actividades del Hay Festival.

Entre ellas, tuvo reuniones con Vicente Antonio Blel, Gobernador de Bolívar; William Dau, Alcalde de Cartagena; Colin Martin Reynolds, embajador del Reino Unido; Olga Lucía Trujillo, presidente de la Fundación PLAN y Brittany y Yuliana, jóvenes reporteras formadas por la Fundación PLAN, entre otras personalidades.

Una vez terminado el evento, compartió con los niños y la comunidad en un recorrido por el lugar”, dice la comunicación de la Casa de Nariño.

Luego regresó a Bogotá para atender en su despacho la reunión con un representante del BID quien viajó desde Washington para continuar la estructuración de un “proyecto de amplio impacto para la juventud de Colombia”.

Después retornó a Cartagena a una cena literaria con el escritor nicaragüense Sergio Ramírez que tuvo lugar en la Casa del Marqués de Valdehoyos.

“La señora María Juliana atendió la invitación de la Cancillería de Colombia para acompañar en la mesa principal a Claudia Blum, canciller de Colombia; Sergio Ramírez, escritor nicaragüense homenajeado, cuerpo diplomático y demás ilustres invitados, a la inauguración del Hay Festival”.

Al día siguiente, viernes 31, continuó con su agenda en Cartagena en la que tuvo varios encuentros.

“En el avión también iban un grupo de niñas y niños y sus mamás, acompañados de los miembros de seguridad”

Un avión para una fiesta infantil

En medio de este revuelo, Caracol Radio informó en la mañana de este martes que el pasado viernes 7 de enero, a las 12 del día, partió de Catam el Foker 002 rumbo a la ciudad de Bogotá.

En el avión iban la primera dama, María Juliana Ruiz, junto a sus tres hijos. “Pero no era un viaje oficial para cumplir con compromisos propios de la Primera Dama y de la familia presidencial, el propósito era el de ir al Eje Cafetero, al parque Panaca a celebrar el cumpleaños de la hija del presidente”.

“En el avión también iban un grupo de niñas y niños y sus mamás, acompañados de los miembros de seguridad”, dice la emisora.

Según Caracol, consultó el manual de doctrina de la FAC (Fuerza Aérea Colombiana) donde se especifica el transporte de dignatarios y su familia.

El manual habla del transporte de personalidades de alta relevancia para los intereses de la nación, como ministros personal diplomático, presidentes de otros países y la familia del presidente entre otros. “El manual no especifica las circunstancias de esas movilizaciones y si se puede hacer para actividades sociales de la familia”, cita este medio.

“El presidente Duque viajó el siguiente día en el 001 y realizó una intensa agenda en el eje cafetero, una vez terminó se fue a reunir y a celebrar la fiesta con su hija en Panaca”, agrega este emisora.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App