Llegó la semana pico, el covid-19 va por ti

No es una amenaza, mucho menos un juego para atemorizar, pero llegó el pico de la pandemia, la etapa máxima de contagio, está por todos lados  y todos somos sospechosos, y esto no lo digo yo, lo dicen los científicos, virólogos, médicos y entes de los gobiernos municipales, departamentales y nacionales, llego el momento esperado por todos y esto suena irónico, pero nadie quiere que llegue el coronavirus a nuestras vidas, a nuestra familia, amigos, ni al peor de los enemigos si es que se tiene.

Sería muy triste ver salir a un familiar, conocido u amigo rumbo al centro de salud con la sintomatología de un posible covid, verlo partir y desearle un pronto regreso, con esa ilusión de volverlo a tener en casa, sin saber si eso se hará realidad, los protocolos de seguridad son rigurosos, crueles e injustos, pero así son y hay que acatarlos, solo lo vuelves a tener en casa si todo sale bien, si es a lo contrario solo recibirás las cenizas, por eso te pregunto ¿quieres esto para tu vida?

Han pasado muchos días en aislamiento social, más de treinta. Y no son lo suficientemente necesarios para sentirse seguros, por eso los invito a que seamos disciplinados y cumplamos con las indicaciones de nuestros gobernantes, seamos inteligentes y hagamos caso, pero si su forma de ser es la rebeldía entonces hágalo porque a usted le da la gana, pero.¡Quédate en casa!

Sé que día a día la situación está más dura, el dinero se terminó y con esto el mercado también, pero que se acabe todo menos la vida, si respiramos podemos construir desde cero, si respiramos luego haremos juicios de valor o felicitaremos a los gobernantes que lo hicieron bien o mal, condenaremos a las empresas que no son solidarias en la coyuntura mundial en salud o premiaremos a los que sí lo fueron, miraremos a los ojos al que nos ayudó e ignoraremos al de la vista gorda, escucharemos y seguiremos a los líderes que dieron lo mejor de sí para sacar nuestra ciudad adelante. Montería la viña soñada, la perla del Sinú o como jocosamente nos llaman en el interior del país, el Miami de Colombia, pero de esta salimos todos.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App