Lo importante es la política, no los políticos

La política es definida en términos generales como un conjunto de actividades asociadas a la toma de decisiones en grupo, relaciones de poder o gestión del estado o gobierno. Es decir, la política es una actividad importantísima porque de ella depende el curso del barco donde navegamos en la vida, ese mismo barco donde tenemos metido a nuestra familia, proyectos y futuro.

Advertisements

Por otro lado, tenemos a “los políticos” que no son mas que individuos que juegan un papel de representación de las mayorías para manejar la política (Dirigen el barco). En efecto, un juego de palabras que se ha desdibujado en el tiempo y el espacio. Confundimos político con política, odiamos el paquete completo o amamos a los dos.

Lo cierto es que, todo ciudadano pensante debe estar atento a la política, porque de ella depende su futuro le guste o no le guste, el problema es que muchos han desdibujado los conceptos y le han declarado la guerra o se han enamora de ellos, si de “los políticos”.

Lo dijo Platón en su magistral obra “La república”, la democracia tiene tendencia en convertirse en tiranía, nada mas alejado de la realidad actual, donde los que ejercen el poder pretenden atornillarse por siempre ¿Quién en su sano juicio se aleja de uno de los mejores placeres que da la vida?, “el Poder”. Es allí donde les ayudamos a sus fines egoístas, cuando nos comprometemos con Políticos, con su vida, con su imagen, con lo que proyecta y empezamos a volverlos mesías o salvadores de todo, defendiéndolos a capa y espada. ¿Por qué?

En Europa (El primer mundo) donde se supone que la gente está mejor preparada, es más inteligente y con mejor posición económica, son muy pocos los presidentes atornillados en el poder, es cierto que hay partidos políticos que por tradición dominan las encuestas, pero muy poco vemos gente matándose año tras año por un solo personaje, los ciudadanos tienen claro que lo que importa es la política no el político.

Debemos de darle el tamaño que corresponde a un político: “Un ciudadano del común que se convirtió en servidor público” está para servir, lo elegimos para administrar, para guiar, no para robar, no para hacer contratos con familiares y amigos, no para perpetuarse en el poder, debe dar resultados y punto. No es un Dios, no es un mesías y mucho menos debe ser motivo de discusiones familiares ni laborales, es otro colombiano mas al que le otorgamos con nuestro poder constitucional la gestión del futuro, de nuestro futuro. En pocas palabras: Deje de abrazarlo y tomarse fotos con ellos, deje de idolatrarlos, que por algo nos dicen el tercer mundo.

Empecemos a volvernos críticos (Ojo no criticones), empecemos a sentarnos a revisar proyectos de gobierno, propuestas, los memes son divertidos, pero si toda la energía que se “han gastado dibujando un puerco” en hacer burlas, memes y ataques, la hubieran canalizado en crear un super partido político, en organizarse para mejores cosas que tirar piedras, pero sobre todo ayudar a concientizar que lo importante es la política y no los políticos COLOMBIA SERIA OTRA COSA.

Compartir en

Comments are closed.