Los cordobeses no somos puercos

El Departamento de Córdoba es bañado por dos bellos y grandes ríos, el Sinú y el San Jorge, uno nace en el nudo del paramillo y desemboca en Boca de Tinajones, el otro nace en el parque nacional natural paramillo y corre entre la Serranías de San Jerónimo y Ayapel, antes de desembocar en el rio Magdalena en el departamento de Bolívar.

Hago esta pequeña reseña geográfica fluvial para enseñarles a los foráneos que aun no lo saben de donde tomamos las aguas para bañarnos, y de paso también para lavarnos las manos, gozamos de un clima bastante caliente que nos invita a acariciar el agua hasta tres veces al día como mínimo, en realidad es agradable hacerlo, pero nosotros los CORDOBESES por cultura no somos puercos señor Trejos y se lo digo no indignado, lo digo porque siento lo poco que conoce el entorno donde vive.

Para entrar en contexto a los lectores el señor gerente interventor del Hospital San Jerónimo de Montería manifestó a un medio periodístico en su afán por aclarar situaciones de las que viene siendo cuestionado por el manejo de la entidad de salud, esperando  que solo sea un lapsus de palabras producto del nerviosismo o premura de una entrevista y no sea producto de un acto discriminatorio contra los cordobeses, sus palabras fueron “ ahí hay un tema importante y es que también los médicos y las enfermeras no se cuidan, entonces hemos visto caso donde por ejemplo almuerzan unos con otros se comparten la comida no guardan distanciamiento social, no se lavan las manos, entonces es bastante complejo porque en la cultura es bastante difícil “ bueno estas son las palabras que a muchos cordobeses no les ha gustado a mi tampoco, creo que deben tener evidencias de eso ya que se esta exponiendo al personal asistencial con esas declaraciones y mas cuando a diario observamos tantos casos de intolerancia para el cuerpo médico.

Creo que no es la manera de evadir responsabilidades, todos sabemos que el Departamento tuvo el tiempo suficiente para prepararse, otras ciudades empezaron con contagios primeros que nosotros y acá en un principio no se entregaron los implementos para el cuerpo asistencial con los registros invima, tapabocas de tela los puede usar cualquier persona en la calle, pero un médico o una enfermera no, aun conservo como evidencia uno de color uva y otro verde que nunca usé, preferí comprar uno.

Soy testigo del gran cuidado del personal asistencial del San Jerónimo, muchos compraron sus propios implementos de bioseguridad, como parte de su cuidado y el de sus pacientes, por aseo también así usted señor gerente diga que por un tema cultural los que vivimos en este bello Departamento, no somos aseados. De paso invitó al pueblo cordobés a que se queden en casa, se bañen mucho, como estamos acostumbrados y de paso se laven mucho las manos.

DEL BUEN LAVADO DE MANOS PODEMOS EVITAR EL COVID -19 Y AL MISMO TIEMPO EVADIR MUCHAS RESPONSABILIDADES, PARA LA MUESTRA UN BOTÓN.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App