Los Hijos Como Premio De Guerra De Una Relación En Quiebre

Antes de empezar a hablar sobre el tema, muy respetuosamente debo aclarar que este tema es trabajado con la asesoría del abogado Julio César Toro Castillo, Especialista en telecomunicaciones y derecho comercial y contratos, quien gentilmente se ofreció a colaborar para poder escribir sobre un tema que puede generar polémica. La familia en los últimos años ha experimentado grandes cambios, tanto en su estructura como en la forma de relacionarse o de mantener los roles. Entre estos cambios encontramos la facilidad y el incremento de las separaciones y divorcios, generando con ello la creación de nuevas intervenciones a nivel psicológico, pero también a nivel jurídico. Digamos que las áreas se van actualizando y evolucionando con todos los cambios que viven las familias.

Sea cual fuere el progenitor (padre o madre) con quien viva el niño se debe garantizar la relación con ambos padres tras la separación,) como la negociación de las visitas ya que tienen importantes funciones psicológicas en el desarrollo de la infancia, buscando que se cuiden y respeten los derechos del menor. Se protegerá también el vínculo emocional entre el niño y sus padres buscando proporcionar a la familia modelos de rol alternativos.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) resolvió una consulta relacionada con la posibilidad de que la madre de un menor de edad, alegando que tiene asignada la custodia, pueda prohibir que una IPS entregue al padre información de su historia clínica.

La entidad precisó que los padres de los menores de edad, en su calidad de responsables de sus hijos y sin importar quién tenga asignada la custodia, pueden tener acceso a sus historias clínicas, salvo que medie orden judicial que lo prohíba expresamente.

Por otra parte, es oportuno recordar que la custodia y cuidado personal, de acuerdo con lo previsto en la Ley 1098 del 2006, es un derecho de los niños y una obligación de los padres o representantes legales, que se traduce en el poder para criar, educar, orientar, conducir, formar hábitos, dirigir y disciplinar la conducta.

Se registrará a los padres que obstruyan los vínculos familiares: “Muchos toman a los hijos como botín de guerra”. Así lo aseguró la senadora Argentina Silvina Abilés, quien pertenece al Partido Memoria y Movilización,  y además es autora del proyecto aprobado ayer por el Senado provincial, que busca impedir obstrucciones en los vínculos familiares y salvaguardar los derechos de los menores. En diálogo con InformateSalta, la senadora Silvina Abilés detalló que se trata de un registro similar al de deudores alimentarios.  “El padre que está siendo perjudicado por esto pide ante el juez, en el cual se ventiló la tenencia, el régimen de visitas, porque previamente ya hay una sentencia que se está incumpliendo”, dijo.

En este sentido, subrayó que en el mismo Juzgado y expediente se pedirá la inscripción del padre obstructor, que solo podrá ser dado de baja cuando cese de su actitud. “He visto como los padres toman a los hijos como botín de guerra y esto provoca un gran perjuicio al menor, que muchas veces se traduce incluso en daños psicológicos cuando no puede ver a su papá, a sus abuelos, o cuando no pueda ver a su mamá”, indicó.

La legisladora consideró que era necesaria la creación de dicho registro para de alguna manera ejercer presión sobre el padre o madre que impida el vínculo y de esta manera dejar a los menores de edad afuera de los conflictos que se suscitan entre mayores. “Se pensó en salvaguardar a los derechos del niño y la única sanción que vemos es de alguna manera restringir los derechos del mayor”, manifestó. Tomar a los hijos como botín de guerra genera graves consecuencias en su desarrollo. Entra y descubre cómo evitar o gestionar esta difícil situación.

Desde el punto de vista cultural, la separación se ha normalizado. Hoy en día no es raro ver niños con padres separados, ya no resulta tan traumático como podría haberlo sido antes, pero eso depende del tipo de divorcio y cómo lo llevan los padres. Siempre es mejor para todos un divorcio tranquilo, consensuado.

Acusar al otro, maltratarlo, culparlo del fracaso matrimonial, o usar a los hijos como “botín de guerra” no alivia el dolor. En un divorcio siempre, siempre se va a sentir dolor. El divorcio requiere llevar a cabo un proceso de duelo, es necesario atravesarlo para poder superarlo satisfactoriamente.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App