Mal ejemplo: pensaron que por trabajar en un hospital podían irse a beber y bailar en una playa

Un médico y varias enfermeras en Santa Marta recibieron cinco comparendos porque no solo violaron la cuarentena, sino varias normas del Código de Policía. 

Un dron fue el que sorprendió a este grupo de personas cuando departía con música y licor en horas de la noche en la playa de Los Cocos, a escasos tres metros del mar. 

Allí parquearon la camioneta de alto cilindraje en la que llegaron que, además, fue inmovilizada. 

“Estaban incumpliendo la prohibición de uso de playas, el pico y cédula, el horario dispuesto por la administración de Santa Marta, el toque de queda y fuera de eso también ingerían bebidas embriagantes”, dijo el coronel Óscar Olarte, comandante de la Policía de la ciudad sobre las faltas de estos profesionales de la salud. 

En total, por las infracciones cometidas en la cuarentena del coronavirus, podrían pagar hasta 14 millones de pesos. 

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App