Médico podría pagar hasta un año de cárcel por robar nueve vacunas contra el Covid-19 en EE.UU.

El médico Hasan Gokal, trabajador de Salud Pública en el condado de Harris en Houst, Texas, confesó el robó de un frasco de vacunas con nueve dosis, lo que le podría representar una sentencia de cárcel por un año, así como 4.000 dólares en Estados Unidos.

De acuerdo con la cadena KHOU 11 , el profesional médico trabajaba en un puesto de vacunación cuando decidió hurtar las vacunas para dárselas a familiares y amigos. Días después de quedarse con las dosis, Gokal le contó a un compañero de trabajo lo que había hecho y el colega indignado decidió denunciarlo.

Por los hechos, el médico fue despedido de manera fulminante y se le abrió un proceso penal.

“Abusó de su posición para poner a sus amigos y familiares en fila frente a personas que habían pasado por el proceso legal para estar allí”, dijo el fiscal del condado, Kimm Ogg, recoge la cadena KHOU 11.

“Gokal ignoró los protocolos del condado para garantizar que la vacuna no se desperdicie sino que se administre a poblaciones vulnerables y trabajadores de primera línea”, comunicaron los encargados de la investigación.

El abogado del médico, en su defensa, asegura que las dosis iban a expirar de cualquier forma, pues no había personas que cumplieran los requisitos para recibirlas.

“El condado de Harris habría preferido al Dr. Gokal dejó que las vacunas se desperdiciaran y está intentando menospreciar la reputación de este hombre en el proceso para apoyar esta política. Esperamos que llegue nuestro día en la corte para corregir este error”, comunicó el abogado.

El caso está en manos de la división de Corrupción Pública de la Fiscalía del condado. De ser hallado culpable, el médico pagaría un año de cárcel y tendría que cancelar una multa de 4.000 dólares.

Compartir en

Comments are closed.