Moreno prendió el ventilador reveló detalles de cómo funcionaba la empresa criminal: Corte Suprema

El exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, declaró en el juicio que se adelanta contra el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Ricaurte, por el escándalo de corrupción judicial denominado como el ‘cartel de la toga’.

Moreno prendió el ventilador revelando los detalles de cómo funcionaba la empresa criminal que habría alterado fallos a cambio de sobornos y qué papel determinante jugaba el exmagistrado Ricaurte, en dicha organización.

“Era una garantía que estuviera bajo el manto protector del doctor Ricaurte (…) bajo esa línea de la oficina, del grupo, de esta organización y eso les permitía tener la tranquilidad, por ejemplo, en los casos que se adelantaban en el despacho del doctor Gustavo Malo que, a pesar de que hubiera evidencia o a pesar que existiera un funcionario instruyendo y que se tuviera esa convicción, no se iba a tomar una decisión que los afectara; de esa forma se beneficiaron las personas que se acercaron de diferentes formas a la organización”, reveló.

Ante el juez 10 Penal del Circuito con Función de Conocimiento, Moreno compareció a través de videoconferencia, tras acudir con el uniforme de la cárcel de Carolina del Norte en Estados Unidos, donde permanece privado de la libertad.

Luciendo al principio de la diligencia un tapabocas, empezó a declarar como testigo clave en una audiencia que había sido aplazada, en reiteradas oportunidades, por las dificultades de la emergencia generada por el coronavirus pero también por las dificultades en la conexión virtual.

¿Cómo operaba?

Moreno calificó el ‘cartel de la toga’ como un episodio de corrupción simple que no tenía una infraestructura montada.

Al mismo tiempo, explicó ante el juez, cómo funcionaba la organización. “Se le trataba dar una apariencia de legalidad que pareciera una asesoría jurídica, una actuación judicial, esto no era una corrupción sofisticada como la de Odebrecht o del sistema financiero, esto era vil corrupción (…)”, dijo.

El exfiscal anticorrupción se preguntó: “¿dónde está el famoso concepto del doctor Ashton, dónde está ofrecido un contrato de prestación de servicios, dónde está un cheque girado? –eso no existe -, aquí se estaban pagando unos sobornos, unos actos de corrupción, las cosas hay que llamarlas así (…)”, indicó Moreno.

Reconoció que en su momento, fueron retirados varios funcionarios por considerarlos de alto riesgo para la red de sobornos judiciales, por dejar mucha evidencia que podía dejarlos al descubierto.

“En su momento se sacaron funcionarios de la función pública porque eran peligrosos, porque hay evidencia que nos comprometían y si seguían contratando de esa forma y pues, obviamente, con el paso del tiempo, íbamos a estar más comprometidos”, sostuvo.

Compartir en

Comments are closed.