Muere ex-estrella de la NBA Eddie Johnson, quien fue condenado a cadena perpetua por abuso sexual

En las últimas horas, una noticia generó impacto en el mundo de la NBA. Eddie Johnson, un destacado jugador de finales de la década del 70 y en los 80′s, murió a los 65 años de edad. El fallecimiento del ex basquetbolista de los Atlanta Hawks se produjo en la cárcel, donde se encontraba recluido desde hacía más de 10 años y donde tenía que pasar el resto de sus días.

El elegido en dos ocasiones para el Juego de Estrellas de la NBA había sido condenado a cadena perpetua en 2006 después de ser declarado por un tribunal como culpable de agredir sexualmente a una menor de edad y a una mujer adulta. La sala mortuoria Rocker-Cusack Mortuary en Leesburg, Florida, confirmó que Johnson murió el pasado 26 de octubre en el Correccional de Santa Rosa por una enfermedad que no fue revelada.

Según los reportes de la prensa estadounidense de la época, Johnson fue acusado de ingresar a un departamento donde una niña de 8 años estaba en casa sin uno de sus padres. Al parecer, hizo que su hermano menor cerrara la puerta principal, la llevó a un dormitorio, la abusó y le dijo que no se lo contara a nadie. Eso fue tres días después de que, según la justicia, irrumpiera en una habitación de hotel y violara a una mujer de 25 años.

Eddie Johnson fue un jugador importante en los Atlanta HawksEddie Johnson fue un jugador importante en los Atlanta Hawks

Conocido en la mejor liga de baloncesto del mundo como Fast Eddie, el jugador oriundo de Auburn desembarcó en la NBA en 1977 cuando fue elegido por Atlanta en el puesto 49 de la tercera ronda del Draft. Rápidamente, se ganó un lugar en los Hawks y ya en su segunda temporada con el equipo de la Conferencia del Este se convirtió en titular por la lesión de un compañero. Tan valioso fue su aporte para la franquicia que la ayudó a volver a jugar los playoffs y gracias a su rendimiento individual fue seleccionado en años consecutivos -1980 y 81- al All Star Game.

En la campaña 85-86 fue traspasado a los Cleveland Cavaliers y un año más tarde fue cedido para jugar en los Seattle SuperSonics, que lo cortaron por los continuos problemas de consumo de drogas hasta que la NBA decidió suspenderlo de por vida por sus problemas con la cocaína. Una vez que se retiró del básquet profesional comenzaron los problemas para Johnson: fue detenido en más de 100 oportunidades y llegó a estar en prisión en dos ocasiones antes de ser enjuiciado por el caso de abuso sexual contra una menor de edad que lo condenó a pasar el resto de sus días en la cárcel.

Según indicó el depósito de cadáveres en el que se encuentra el cuerpo de Johnson, sus restos serán enterrados el próximo sábado en un cementerio comunitario de Florida.

En sus 12 temporadas en la NBA, el jugador de 1.88 metros promedió más de 15 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias por encuentro. Además, disputó 37 encuentros de playoffs en los que sumó casi 11 unidades de promedio entre su paso por Atlanta y Seattle.

Hace unos años, en diálogo con el periódico estadounidense USA Today, el propio Johnson se refirió a los actos que cometió y por los que terminó en prisión. “No culpo a nadie por lo que me pasó excepto a mí mismo. No es el dinero. La gente no entiende, cuando estás involucrado con la cultura de las drogas, es el ajetreo que la acompaña”, manifestó.

Compartir en

Los comentarios están cerrados.