Muere voluntario en el ensayo brasileño de la vacuna AstraZeneca, pero no detendrán las pruebas

¿En qué consisten los ensayos clínicos de exposición en humanos de la vacuna contra el covid-19 y cuáles son sus riesgos?

El gobierno británico anunció que a comienzos de 2021 iniciará un estudio en el que infectará intencionalmente con el nuevo coronavirus a un grupo de seres humanos en un entorno controlado, para saber si una vacuna es realmente efectiva. El Dr. Elmer Huerta explica las fases del estudio y los riesgos de este controversial ensayo.

Un voluntario del ensayo de la vacuna experimental contra el coronavirus de AstraZeneca en Brasil falleció, según la agencia de salud brasileña Anvisa.

Anvisa dijo que se le notificó de la muerte el lunes, pero el Comité Internacional de Evaluación y Seguridad, que supervisa el ensayo, recomendó que continúe. No es claro si el voluntario recibió la vacuna o una inyección de placebo, y Anvisa dijo que no se divulgará más información por razones de privacidad médica.

La vacuna de AstraZeneca, desarrollada con la Universidad de Oxford de Gran Bretaña, se está probando en decenas de miles de voluntarios en todo el mundo. El ensayo se suspendió el mes pasado después de que un voluntario en Gran Bretaña desarrolló una enfermedad, pero se reanudó en la mayoría de los lugares excepto en Estados Unidos, donde permanece en espera.

Los expertos en vacunas señalan que los voluntarios en los ensayos clínicos pueden enfermarse o morir por diversas razones, y es posible que no estén relacionados con la vacuna.

El ensayo de AstraZeneca continuaría

“Todos los incidentes médicos importantes, ya sea que los participantes estén en el grupo de control o en el grupo de la vacuna del covid-19, se revisan de forma independiente. Tras una cuidadosa evaluación de este caso en Brasil, no ha habido preocupaciones sobre la seguridad del ensayo clínico y la revisión independiente, además del regulador brasileño, ha recomendado que el ensayo continúe”, dijo la Universidad de Oxford a CNN en un comunicado enviado por correo electrónico.

Un portavoz del fabricante de vacunas AstraZeneca se negó a comentar específicamente sobre los informes de que un voluntario en su ensayo de una vacuna contra el coronavirus en Brasil había muerto, pero indicó que no había sucedido nada que justificara detener o pausar el ensayo.

«No podemos comentar sobre casos individuales en un ensayo en curso de la vacuna Oxford, ya que nos adherimos estrictamente a la confidencialidad médica y las regulaciones de ensayos clínicos, pero podemos confirmar que se han seguido todos los procesos de revisión requeridos», dijo el portavoz a CNN.

“Todos los eventos médicos importantes son evaluados cuidadosamente por los investigadores del ensayo, un comité de monitoreo de seguridad independiente y las autoridades reguladoras. Estas evaluaciones no han generado ninguna preocupación sobre la continuación del estudio en curso».

Compartir en

Los comentarios están cerrados.