Mueren 13 personas tras estampida en una fiesta clandestina en Perú

El evento fue convocado a través de redes sociales y violaba las medidas impuestas en ese país para frenar la propagación del coronavirus. Cuando la Policía llegó al lugar, las personas intentaron salir por la única puerta del sitio. Las autoridades aseguran que no usaron gases lacrimógenos, pero testigos controvierten esa versión. Además de los fallecidos, se pudo establecer que 15 de los 23 detenidos dieron positivo para COVID-19.

Al menos 13 personas murieron asfixiadas la noche del sábado en una estampida desatada en una discoteca de Perú cuando la Policía irrumpió para impedir una fiesta vedada por la epidemia del nuevo coronavirus.

“Tras un operativo policial en una discoteca en Los Olivos se reportan 13 personas fallecidas”, dijo a la radio RPP el jefe de la policía peruana, general Orlando Velasco.

La policía allanó la discoteca donde 120 personas participaban en una fiesta convocada a través de las redes sociales, violando la norma que prohíbe reuniones grupales debido al estado de emergencia sanitario por el COVID-19.

“Frente a la intervención policial, que no empleó ningún tipo de arma o bomba lacrimógena, los asistentes a la fiesta intentaron escapar por la única puerta de ingreso, atropellándose y quedando atrapadas entre la puerta y una escalera del local”, señaló el Ministerio del Interior en un comunicado.

El presidente Martín Vizcarra lamentó la tragedia y expresó su “cólera por la irresponsabilidad” de los organizadores de la fiesta.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App