Mujer murió tras ser mordida por su gato

Una mujer de 26 años murió en Neiva, Huila, a causa de rabia transmitida por un gato que mantenía en su casa como mascota y que no contaba con esquema de vacunación antirrábica.

César Alberto Polanía, secretario de Salud del Huila, afirmó que la mordedura ocurrió en el barrio Las Palmas el 26 de agosto anterior cuando la mujer intentó auxiliarlo dado que el animal estaba con salivación profusa, irritabilidad y había estado perdido por un día.

“Lo llevó al veterinario pero cuando lo sacó del elemento en que lo trasladaba, fue mordida por la mascota”, dijo el funcionario y agregó que infortunadamente la afectada buscó ayuda médica unos 25 días después del incidente.

El inicio de los síntomas fue el 18 de septiembre pero la mujer consultó a los servicios médicos 5 días después, por lo que fue ingresada a una Unidad de Cuidados Intensivos en una clínica de Neiva donde falleció el 25 de septiembre.

“Por la sintomatología fueron enviadas muestras al Instituto Nacional de Salud (INS) que confirmó el contagio de rabia en humano”, señaló el secretario de Salud y agregó que la hipótesis planteada es que se trate de gato infectado por una variante de rabia silvestre.

Para evitar contagios las autoridades en la ciudad de Neiva realizan estudios y seguimientos médicos a personas que hayan tenido contacto cercano con la fallecida. El trabajo se hace en conjunto con un equipo de reacción inmediata del INS.

El secretario de Salud del Huila recomendó que toda persona agredida por perro, gato, murciélago, zorro, otros animales silvestres o animales de producción, debe acudir de inmediato al servicio de salud más cercano para su valoración y tratamiento por el servicio de urgencias.

Jairo Hernández, subdirector (e) de Salud Ambiental del Ministerio de Salud y Protección Social, dijo que la rabia es una zoonosis causada por el virus de la rabia, que se transmite por contacto con piel y mucosas, generalmente a través de la saliva de un animal infectado, casi exclusivamente por la mordedura, aunque puede suceder por contacto de saliva con lesiones en la piel o con mucosa intacta, secreciones o tejidos procedentes de animales infectados.

En el departamento del Huila los últimos focos de rabia en animales de producción se reportaron en el 2005 en el municipio Acevedo y en 2011 en el municipio de Palermo. En 2016 se reportó un caso en un murciélago en el municipio de Yaguará.

En lo corrido del año en Colombia se han notificado 75.911 casos de agresiones a humanos por animales potencialmente trasmisores de rabia. Respecto al mismo periodo del año 2019, se observa un decrecimento del 26,6 por ciento.

En este momento se encuentra en investigación un caso de rabia confirmado por el Instituto Nacional de Salud en un gato, en el municipio de Anapoima, Cundinamarca.

Para evitar que se presenten casos de rabia humana transmitida por perro y/o gato, el Gobierno Nacional adquirió 6.469.000 dosis de vacuna antirrábica para perros y gatos, cuya inversión alcanzó los $3.965 millones. La meta para 2020 es vacunar más de 6 millones de perros y gatos.

El Ministerio también adquirió 200.000 dosis de vacuna antirrábica humana y 25 mil viales de suero para atender cualquier situación generada por mordedura de animales infectados con virus de la rabia.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App