Mujer será investigada por ser la juez más sexy de Colombia

Por un reportaje del periódico la Opinión y con sus redes sociales Vivían Polanía se ha hecho viral en redes sociales y medios de comunicación ella es jueza de carrera, usa su Instagram para publicar fotografías de sus rutinas de ejercicios y su cuerpo atlético.

pero por estas razones La Seccional de la Judicatura de Norte de Santander pidió investigarla. también tuvo reconocimiento publico por un enfrentamiento que tuvo con un abogado en plena audiencia publica.

Vivian Polanía, es Bogotana desde hace dos años se desempeña como jueza primera penal municipal con funciones de control de garantías en Cúcuta. desde su llegada al Palacio de Justicia de Cúcuta ha generado controversias por su belleza y estilo diferente de vestir.

La Sala Disciplinaria Seccional del Consejo Superior de la Judicatura de Norte de Santander solicitó en Sala Extraordinaria investigar a la Jueza Primera Penal Municipal con funciones de control de Garantías Ambulante de Cúcuta, Vivian Polanía Franco.

Esta investigación se produce después de un reportaje publicado por el periódico local, donde destaca su cuerpo, sus tatuajes, y las publicaciones de sus redes sociales donde hace rutinas de ejercicios y muestra su cuerpo atlético, trabajado y tonificado.

la Sala Disciplinaria señaló, que la juez pudo incurrir en la prohibición de “realizar en el servicio o en la vida social actividades que puedan afectar la confianza del pública y observar una conducta que pueda comprometer la dignidad de la administración de justicia”, que tiene la Ley Estatutaria de Administración de Justicia.

Otro acto que ha generado controversia en la Juez fue el llamado de atención que le realizo a un abogado en una audiencia virtual ya que este supuestamente llevaba más de diez minutos hablando y no había dicho “nada”, indicando que estaban en un estrado judicial y no en la Academia.

“A mí no me dé clases de derecho internacional, ni de derecho internacional humanitario que acá todos somos abogados y profesionales. Al punto, doctor, al punto”, dijo. En respuesta, Díaz dijo: “Perdón, su señoría pero la defensa le exige respeto. Yo no he hablado más de dos minutos. Estoy en uso de la palabra y me estoy oponiendo a la petición de la Fiscalía. Tengo todo el derecho”.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App