Murió de COVID-19 auxiliar de enfermería que luchó para pedir elementos de bioseguridad

La víctima era un líder sindical de la salud y luchaba por la entrega de mejores elementos de bioseguridad para atender a pacientes mentales.

El auxiliar de enfermería, Fabián Arturo Palacio Pulido, quien trabajaba en el Hospital Mental del CARI, se convirtió en la primera víctima mortal del coronavirus en este centro de salud. El hombre, quién era un líder sindical de salud, murió luchando para que les entregaran mejores elementos de bioseguridad para atender pacientes mentales, sobre todo, los que llegaban por urgencias.

fabián Palacio, el pasado 1 de mayo, protestó reclamando una justa contratación laboral y mejores condiciones de bioseguridad.

“Quiero denunciar que nosotros en la unidad mental del Cari también estamos atendiendo pacientes y necesitamos elementos de bioseguridad, porque no tenemos la certeza de que los pacientes estén positivos o no. Atendemos aquí algo que se llama consulta prioritaria que funcionaría como una urgencia de cualquier hospital orgánico, pero a veces los elementos de bioseguridad no son los adecuados” expresó Fabián un mes y 9 días antes de terminar contagiado con COVID-19.

El auxiliar fue despedido con una calle de honor en la que se escuchó a todo volumen la canción ‘La palabra amigo’, de José Bello. Al paso de su féretro, sus compañeros alzaron una voz de protesta. Heriberto Tovar, presidente de la Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud, de la que también hacía parte Palacio, informó que al menos cinco empleados más estarían contagiados sin síntomas.

“Han salido otros compañeros positivos, no se han hecho las suficientes pruebas entre todo el personal. Pudiéramos estar más asegurados si tuviéramos los elementos de seguridad de forma permanente, hacemos esa exigencia para que mejores las condiciones. No nos pueden mandar a la batalla sin armas y vemos con el compañero el resultado de esto”, expresó Tovar.

Fabian Palacio inició como promotor de salud en el hospital del barrio La Manga, sur de Barranquilla. Su deseo de progreso lo llevó a estudiar enfermería y así llegó a trabajar en el Cari Mental. Era uno de los directivos de Anthoc departamental.

Tras la muerte del auxiliar de enfermería, la Gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, lamentó su muerte y expresó su solidaridad para la familia y amigos del trabajador.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App