Murió niño de 10 años que fue baleado en atentado contra su padre

En horas de la tarde de este viernes, la emisora Blu Radio informó que en el barrio la Sierrita, suroriente de Barranquilla, un menor de 10 años había resultado herido por unos sicarios que, aparentemente, planeaban acabar con la vida de su padre. En la madrugada de este sábado, las autoridades confirmaron que el niño murió.

El atentado iba dirigido contra Adán Espinoza Torres, de 50 años, un hombre que se dedica al chance ilegal y que, según las hipótesis de las autoridades, se negó a pagar una extorsión a los delincuentes de la banda ‘Los Costeños’, razón por la que mandaron a unos sicarios contra él. Sin embargo, los sicarios que dispararon hirieron al menor en la cabeza. En ese momento el niño fue reanimado en el lugar y trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Camino Adelita de Char.

El primer reporte médico que conoció la emisora fue que el menor tenía “una herida por arma de fuego en región frontal. En estos momentos le estamos realizando una tomografía, para conocer su estado cerebral, y sigue bajo pronóstico muy reservado. Estamos haciéndole mantenimiento a todos sus órganos y a la espera de su evolución”.

La directora del Camino Adelita de Char, María Eugenia Quevedo, informó a la emisora esta mañana que el niño de 10 llegó al centro médico en muy malas condiciones.

“Inicialmente fue llevado a la clínica San Ignacio donde ingresó sin signos vitales y le hicieron maniobras de reanimación. Sale de esa maniobra cardiaca y es remitido al Adelita de Char. Lo que dice su nota de ingreso es que estaba en su casa, alguien entró y le hizo un disparo en la frente”, informó Quevedo.

Sobre los delincuentes, las autoridades avanzan para dar con la captura de los dos hombres que huyeron del lugar en una motocicleta azul, cuya placa terminaba en 49E, según aseguraron testigos a El Heraldo.

El medio barranquillero también habló con un investigador del caso que les aseguró que están “analizando todas las cámaras de seguridad que hay en el sector para determinar quiénes son los responsables de este hecho. De igual forma, nos estamos entrevistando con la familia para saber qué líneas investigativas definir, pero una de las hipótesis que toma más fuerza es la del no pago de una extorsión, pero seguimos investigando lo ocurrido”.

Otros caso en Medellín y Magangué

Este viernes 27 de noviembre unos policías se encontraban persiguiendo a unos presuntos ladrones cerca del cerro El Volador. “Al pretender huir, esos delincuentes intentan atropellar a uno de los policiales, el cual reacciona con su arma de fuego y realiza un disparo contra el vehículo de la fuga. Como consecuencia de este hecho, infortunadamente, resultó lesionada una niña de cinco años”, narró el coronel Julián Burgos, jefe de la Seccional de Protección y Servicios de la Policía de Medellín al noticiero de Noticias Caracol.

La menor se encontraba con unos primos dentro de un vehículo, el proyectil disparado por el uniformado la impactó por la espalda, le atravesó el abdomen y finalmente se incrustó en el fémur, según el reporte de las autoridades. La persecución de los ladrones no continuó, pues lo uniformados inmediatamente atendieron a los menores.

La niña de cinco años fue trasladada al hospital infantil San Vicente Fundación, donde se encuentra en estado estable, ya que, afortunadamente el proyectil no afectó ningún órgano vital. La Policía Metropolitana de Medellín se encuentra estableciendo las responsabilidades del uniformado y de la institución en este hecho.

Por otro lado, en Magangué, Bolívar, una menor de siete años murió tras un impacto de bala. La menor se encontraba en su casa cuando un ladrón, que estaba huyendo de las autoridades, ingresó a la vivienda para esconderse; sin embargo, un uniformado de la Policía disparó y el proyectil acabó con la vida de a menor.

“Los confusos hechos que son materia de investigación se presentaron en medio de un procedimiento policial, cuando uniformados adscritos a la estación de Magangué trataban de conducir a un sospechoso”, dijo el coronel Tahir Rivera, comandante de la Policía de Bolívar al noticiero.

Compartir en

Comments are closed.