Nature y Science: estas serán las noticias científicas del año

Nuevos horizontes en la exploración espacial, avances médicos para mitigar el impacto de la pandemia de covid-19 y nuevas medidas para contrarrestar el cambio climático, entre otros, son solo algunos de los hechos que marcarán la agenda noticiosa científica en este año que empieza, según las prestigiosas revistas científicas Nature y Science.

Para estas publicaciones, 2021 será un año clave en la ciencia, puesto que los científicos e investigadores intentarán sacar adelante proyectos que por culpa de la emergencia sanitaria global tuvieron que ser postergados o, en el peor de los casos, cancelados.

Asimismo, ambas editoriales afirman que en 2021 continuará consolidándose la confianza en la ciencia que empezó a crecer en 2020 con los avances en materia de medicina y ciencias de la salud; esto, en medio de un panorama con fuertes cambios políticos marcado por eventos como la salida del Reino Unido de la Unión Europea y la llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos y su promesa de regresar a esa nación al Acuerdo de París.

Continúa la lucha por mitigar el cambio climático

2021 será fundamental para la lucha contra el cambio climático. Así lo hace prever el anunció del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, al dejar en claro que actuará para restaurar el liderazgo del país en materia climática, incluso volviendo a unirse al Acuerdo de París para combatir el calentamiento global, luego de que el presidente actual, Donald Trump, sacó a al país del acuerdo.

“Un momento clave para las negociaciones climáticas llegará en la conferencia climática de las Naciones Unidas en Glasgow (Reino Unido), en noviembre. Los países harán una nueva ronda de compromisos sobre recortes de las emisiones de gases de efecto invernadero, la primera desde que firmaron el Acuerdo de París, en 2015. La Unión Europea y China tienen planes ambiciosos para convertirse en carbono neutral para 2050-60, y los científicos esperan ver si Biden establecerá objetivos similares para Estados Unidos”, asegura Nature.

Por su parte, el equipo editorial de Science afirma que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, de las Naciones Unidas, mostrará en Escocia hallazgos que “se verán reforzados por una nueva generación de modelos y escenarios climáticos, alimentados por indicadores de un cambio global constante: datos que muestran un aumento acelerado del nivel del mar, derretimiento del hielo en los polos y olas de calor extremo, sequía y fuego.

Escudriñando sobre el origen del coronavirus

Según Science, el lanzamiento de campañas de inmunización en muchos países ha generado esperanzas de que se pueda poner fin a la pandemia de covid-19.
Según la editorial, el origen exacto de este letal virus “sigue siendo turbio”, por lo que un equipo internacional de 10 científicos de la Organización Mundial de la Salud viajará a China varias veces este año como parte de una investigación sobre los orígenes de la pandemia causada por el coronavirus, “una misión políticamente delicada porque Estados Unidos y China se han enfrentado sobre quién tiene la culpa de la pandemia”.

“El equipo espera descubrir a los parientes más cercanos del virus en los murciélagos, dónde y cómo saltó a los humanos, si otra especie actuó como huésped intermedio y, lo más importante, cómo podemos evitar que surjan otros virus pandémicos”, indica Science.

En este sentido, Nature considera que 2021 será clave para conocer con certeza las eficacia de las vacunas de los diferentes laboratorios que ya empezaron a aplicarse en varios países.

“De particular interés serán los resultados de los ensayos clínicos de fase III de inmunizaciones desarrollados por las compañías farmacéuticas estadounidenses Novavax y Johnson & Johnson. Es probable que estas inyecciones sean más fáciles de distribuir que las vacunas basadas en ARN fabricadas por Pfizer-BioNTech y Moderna, que ya han arrojado resultados de fase III pero deben almacenarse a temperaturas muy bajas”, dice Nature.

Lanzamiento del esperado James Webb

Tanto la británica Nature como la estadounidense Science ponen la lupa sobre el tan esperado lanzamiento, programado para el 31 de octubre, del telescopio espacial James Webb (JWST, por sus siglas en inglés), que su desarrollador, la Nasa, llama el telescopio espacial más grande, más poderoso y complejo jamás construido.

El Webb, de 8.800 millones de dólares, buscará repetir el éxito del telescopio Hubble, que revolucionó la astronomía cuando se lanzó en 1990 y ha realizado más de 1,3 millones de observaciones desde entonces.

El JWST cubrirá más longitudes de onda que el Hubble, lo que permitirá a los científicos profundizar en el universo con un espejo de 6,5 metros de ancho que tiene seis veces el poder de captación de luz de su predecesor.

“Su espejo, en forma de panal recubierto de oro, se enfriará para captar la luz infrarroja de los objetos distantes y será lo suficientemente sensible como para escudriñar las atmósferas de los exoplanetas cercanos en busca de signos de vida y recoger la luz de las primeras estrellas y galaxias del universo”, dice Science.

Nuevos exploradores del planeta rojo

Según la revista Science, de las 18 misiones que han intentado amartizar en los últimos 50 años, ocho se han estrellado contra la superficie del planeta, llevando al fracaso de la misión. Lo anterior se debe, en buena parte, a que en Marte la atmósfera es mucho más delgada que en la Tierra, lo que aumenta la dificultad de frenar a las diferentes naves.

Science recuerda que este año dos nuevas misiones intentarán la proeza marciana. El 18 de febrero, el todoterreno de la Nasa Perseverance aterrizará en el cráter Jezero, cerca del delta de un río fosilizado, para recolectar muestras de rocas que serán regresadas a la Tierra por una futura misión. Casi al mismo tiempo, la misión Tianwen-1, de China, llegará a Marte con un orbitador, una plataforma de aterrizaje y un róver del tamaño de un carrito de golf.

Por su parte, Nature destaca la tercera misión de exploración que llegará al cuarto planeta del sistema solar. Se trata de Mars Hope, de la Agencia Espacial de los Emiratos Árabes, que, de ser exitosa, se convertiría en la primera de un país árabe en llegar al vecino planetario.

Nuevos experimentos de fusión

Science también pone el ojo sobre el Joint European Torus (JET), el reactor de fusión más grande del mundo, que se embarcará este año en una campaña para generar cantidades sustanciales de energía de fusión. El JET, con sede en el Reino Unido, utiliza poderosos imanes para restringir un plasma caliente de modo que los núcleos atómicos chocan y se fusionan, liberando energía. Después de una actualización, JET cuenta con un nuevo revestimiento metálico y potencia de calefacción adicional.

“En las pruebas de este año se alimentará con una potente mezcla de isótopos de hidrógeno deuterio y tritio (D-T), un combustible que rara vez se usa porque necesita una manipulación y limpieza cuidadosas. La nueva campaña apuntará a generar unos 16 megavatios de potencia por varios minutos”, señala Science, que agrega que este trabajo ayudará en la planificación del enorme reactor Iter, en construcción en Francia, que tiene una forma y un revestimiento similares y que debe comenzar a operar en en 2025.

Compartir en

Comments are closed.