Niña de 6 años muere tras ingerir ‘triki traki’ o ‘totes’

Una niña menor de 6 años falleció este miércoles después de haber estado internada en una clínica de Barranquilla por haber ingerido previamente ‘totes’, ‘traqui traqui’ o ‘diablitos’, elementos hechos de pólvora, muy comunes en diciembre.

Los médicos que atendieron a la menor, dictaminaron una intoxicación por ingesta de fósforo blanco, el componente principal de estos elementos, aseguró Blu Radio.Además, los médicos explicaron que este tipo de elemento químico es altamente letal, mucho más en niños. La emisora explica que la menor ingirió los ‘totes’ el pasado primero de enero y sus síntomas fueron vómito, fiebre y diarrea.

Tras varios casos de menores muertos, como el de una niña de 8 meses que se quemó con una crema de arroz y un menor de 4 años que ahogó en una piscina de Malambó, el director de la seccional Atlántico del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Benjamín Collante, llamó la atención de los padres diciendo que “un segundo en la vida de un niño, vale la vida. Son personas que apenas están explorando el mundo y están muy expuestos a los riesgos” y pidió que hay que protegerlos.

Casos en diciembre

El último mes del 2020, se presentaron otros dos casos similares, uno de ellos fue de la menor cartagenera que ingirió una ‘traqui traqui’, o ‘tote’, el producto de pólvora que se comercializa en pequeñas formas circulares que parecen pastillas. El fósforo blanco que consumió la menor afectó prontamente sus órganos y el martes 2 de diciembre fue trasladada, en un avión ambulancia, a la UCI de la clínica Valle de Lili, de la ciudad de Cali.

“La niña ingresó consiente, pero con daño hepático, se le hace el tratamiento para estos casos, y se solicita la remisión inmediata a un centro de trasplante hepático”, explicó a Blu Radio el pediatra Germán Pérez que atendió a la menor en Cartagena, según el médico la menor requería un trasplante de hígado de manera urgente debido a las complicaciones hepáticas.

El miércoles 2 de diciembre le comunicaron a la madre desde Cali que su pequeña hija no respondía a ningún tratamiento y que los órganos afectados ya son el cerebro, el corazón y el riñón, razón por la que es imposible realizar el trasplante que tenían planeado; al final de la semana los médicos no pudieron hacer nada más por salvar la vida de la menor. Sin embargo, la menor falleció el sábado 5 de diciembre.

El pasado 27 de diciembre, el Instituto Nacional de Salud (INS) dio a conocer el fallecimiento de una niña de 7 años, luego de haber ingerido pólvora, en Barrancabermeja, Santander.

La menor de edad murió el sábado 26, en el Hospital Internacional de Colombia del municipio de Floridablanca, donde ingresó con falla hepática severa, remitida de la Clínica San Nicolás en Barrancabermeja. La razón: una falla multiorgánica y sangrado en las vías digestivas, producto de una intoxicación con fósforo blanco, al ingerir los denominados ‘totes’ o ‘diablitos’.

De acuerdo con información obtenida por el medio local La Vanguardia, en un comienzo, los familiares de la menor argumentaron al personal de salud que había sufrido una accidente en bicicleta. No obstante, el no encontrar hematomas ni heridas consecuencia del supuesto accidente, los allegados a la niña tuvieron que decir la verdad.

Compartir en

Comments are closed.