Niño Enanía Domicó símbolo de la niñez abandonada

Por:Horacio Garnica Diaz.

Advertisements

El 19 de octubre de 2019, publiqué un artículo con el anterior título . Hoy lo título: ENANÍA DOMICÓ SÍMBOLO DE LA NIÑEZ ABANDONADA DE CÓRDOBA Y COLOMBIA.

Retrotraigo el artículo del 19 de octubre de 2019, porque me extraña y me llama la atención el titular: A CÓRDOBA LE PREMIAN EL TRABAJO POR LA NIÑEZ, publicado hoy 22 de septiembre del presente año, en un periódico.

El galardón es Premio Gobernantes Comprometidos con la Niñez. Quiere decir que el premiado es el gobernador de Córdoba y, según él, su esposa. El premio lo otorga la Asamblea Anual de la Corporación Juego y Niñez 2022.

Según la información periodística, lo que motiva el premio es porque la primera dama del departamento promueve el juego como una manera de ayudar al desarrollo de habilidades sociales y emocionales en los niños y niñas. Esto está bien que sea y es plausible hacerlo.

No obstante hay otras urgentes y vitales necesidades no atendidas como, por ejemplo, el hembra que genera desnutricion, anemia, otras enfermedades y hasta la muerte. Y, los niños que padecen hambre no poseen la fuerza física ni mental para jugar porque lentamente se les muere la alegría.

Enanía Domicó Domicó es uno de esos niños muertos en vida que me sirvió para titular el artículo que publiqué el 19 de octubre de 2019. En ese tiempo contaba con un año y unos meses de edad; a su tierna edad e inocente existencia, ya había sentido el rigor del mal vivir y del mal gobierno.

El vive con sus padres y hermanos en la vereda Palmira, miembros de un cabildo indígena de Tierralta. El papá es jornalero y su mamá en ese tiempo con 24 años de edad, es ama de casa. Tienen cinco hijos. La mayor con nueve años, en el 2019; el segundo,ocho; la tercera, cinco; el cuarto tres; y Enanía, conun año y unos días.

En octubre de 2019, Enanía estaba internado en la sala de lactantes del hospital San Jerónimo de Montería; sufría de desnutrición severa tipo marasmo o calórica, grado percentil tres, entiendo que es el estado más grave de desnutrición. Pesaba 5.7 kg, por debajo de 9.5 que es el peso acorde con la tabla del Ministerio de Salud, para la edad antes indicada.

Acaso, ¿los hermanos de Enanía estarán también desnutridos? ¿Cuántos niños más, al igual que Enanía, sufrirán en el anonimato las cornadas mortales del hambre? Bien lo decía el célebre extinto torero español Paquirri, cuando el mèdico que lo atendía, al sufrir una corneada mortal en la femoral de una de sus piernas.

Le preguntaba el médico si no le temía a las cornadas del toro. La respuesta fue: “Más le temo a las cornadas del hambre”. Es que él hambre es dolorosa, y padecida por un niño y sobreviniéndole la muerte, es un perfecto crimen de lesa humanidad imputable a la familia y al pueblo por no protestar con energía, y es responsabilidad del Estado y sus gobiernos por no cumplir con sus obligaciones constitucionales.

El mayor sufrimiento de Enanía y de incontables niños cordobeses y colombianos, es el abandono y el desamparo por parte de los distintos gobiernos del departamento y de Colombia. Se han pasado por las cuatro letras el mandato constitucional que preceptúa: LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS PREVALECEN SOBRE LOS DERECHOS DE LOS DEMÁS. ¡Pura retórica constitucional!

¡Pura paja!

De ahít, que elpresidente Petro en su programa de gobierno se compromete en convertir en realidad la alimentación infantil y la alimentación escolar como un derecho articulado a la economía productiva.

En el departamento de Córdoba,.lo decía en una de sus brillantes oratorias políticas e históricas el hoy presidente Gustavo Petro:

HAY VACAS GORDAS Y NIÑOS FLACOS.

Es una clásica exageración decir en un titular periodístico

A CÓRDOBA LE PREMIAN EL TRABAJO POR LA NIÑEZ. Es una exageración porque Córdoba junto con La Guajira, Chocó y Cauca son los departamentos con mayor índice de hambre y desnutrición infantil y de muertes, algunas en su mayor parte en el anonimato encubiertas con enfermedades y complicaciones generadas por la anemia.

Cuando publiqué el artículo sobre la enfermedad de Enanía causada por él hambre, eso no conmovió a nadie.

No permitamos que las vacas tengan mejor alimento y salud que nuestros niños.

Córdoba es la tierra de las vacas gordas y los niños flacos: Gustavo Petro

Compartir en

Comments are closed.