Niño héroe salvó a su madre de la muerte gracias a un juguete

Hasta en los tiempos de pandemia hay espacio para las historias curiosas.

Por estos días, los niños se han disfrazado de héroes en ocasiones críticas. Hace poco, se supo del caso de un menor que evitó que un perro atacara a su hermana. Él (cómo no podía ser de otra manera) recibió aplausos y elogios de varios internautas y celebridades en redes (el ‘Capitán América’ le envió su escudo).

En esta oportunidad, el turno es para el pequeño Josh Chapman, quien, con tan solo 5 años, salvó a su madre de la muerte.

¿Cómo lo hizo? ¿Técnicas de resucitación? ¿Primeros auxilios? ¿Acaso conocimientos médicos? No: solo un juguete.

El 28 de julio, Josh y Caroline, su madre, estaban en su casa en Telford, una villa del condado de Shropshire (Inglaterra). Mientras él jugaba, la mujer lo acompañaba en la sala de descanso y, a veces, se unía al niño en la diversión.

Según informó ‘The Daily Record’, Caroline, de 41 años, sufrió un coma diabético que la dejó desmayada en el suelo. Josh la vio y, desconcertado, fue a buscar uno de sus juguetes favoritos: una ambulancia.

Curiosamente, su carrito tenía la inscripción ‘112’, que corresponde a un número de emergencias que funciona en la vida real en el país británico.

El pequeño no lo pensó mucho: fue hasta el teléfono, marcó el número y ‘dio aviso’ a las autoridades.

Mamá estaba jugando y ahora tiene los ojos cerrados’

La operadora que atendió a Josh escuchó con atención las palabras del niño: “Mamá estaba jugando con los autos y ahora tiene los ojos cerrados”.

En ese mismo instante enviaron a un equipo de paramédicos al hogar mientras que, todavía en la línea, conversaron con el niño para tranquilizarlo hasta la llegada de los servicios de emergencia.

Caroline, según ‘The Daily Record’, aseguró, tras ser atendida: “De repente me desmayé (…) Me desperté rodeada de paramédicos, y muchos juguetes, y me explicaron que Josh los había llamado y les había dado nuestra dirección”.

La sorpresa fue aún mayor, pues, según dijo, Josh “nunca antes había usado un teléfono. Miró el número en el costado de su ambulancia de juguete y marcó el 112”.

“Ni siquiera sabía que ese número estaba ahí, pero funcionó y estoy muy orgulloso de él”, puntualizó la madre en charla con el citado medio.

Josh nunca antes había usado un teléfono. Miró el número en el costado de su ambulancia de juguete y marcó el 112. ‘Los vehículos de emergencia son sus favoritos’.

Caroline sufre de diabetes y, de acuerdo al medio local que cubrió la noticia, suele tener un frasco con dulces u otras fuentes de alimento por si sus niveles de azúcar bajan.

Según dijo, en momentos anteriores al coma había sentido un ‘bajonazo’, pero fue muy tarde para ir hasta la cocina.

Josh, por fortuna, sí estuvo a tiempo.

El niño, según relató su mamá, tiene un sinnúmero de juguetes, especialmente carros.

“Le encantan sus carros y los vehículos de emergencia son sus favoritos. Así que fue directamente a su juguete favorito en busca de ayuda”, cerró la mujer. | Vía- El Tiempo.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App