No va más: Adiós a aguas del sinú.

Después de doce años como operador privado especializado en siete municipios del Bajo Sinú cordobés, Aguas del Sinú dirá adiós al contrato de concesión que obtuvo en 2008.

Este jueves 6 de febrero en el auditorio de la Alcaldía de Lorica, las directivas de la firma privada anunciarán de manera oficial la cesión del contrato al nuevo operador, del que trascendió es de inversionistas españoles.

Las constantes e incesantes quejas y denuncias de malos servicios, el pedido en bloque de los alcaldes de los municipios donde opera de intervención ante la Superintendencia de Servicios Públicos, sumado a la cartera y deudas con empleados y con terceros, detonaron la determinación para que Aguas del Sinú diga adiós.

Hace dos años estalló una crisis sanitaria en Lorica y municipios vecinos por la no recolección de la basura, hasta que en mayo de 2018 entregaron el negocio de aseo a la firma Seacor. Pero la prestación en el servicio de agua potable nunca mejoró, tampoco la percepción ante los miles de usuarios en los siete municipios, incluidos San Antero, Purísima, Momil, Tuchín Chimá y San Andrés de Sotavento.

Contexto:

En estos municipios los servicios eran responsabilidad de entidades públicas, en el caso de Lorica el operador era Aslo S.A, en la que el municipio era accionista, pero los malos manejos y una directriz presidencial en 2008 motivaron su liquidación, para dar paso al operador privado especializado, que se creía mejoraría la calidad y eficiencia, pero la realidad fue distinta.

En el primer mes de entrar en funcionamiento, en Lorica los usuarios recibieron facturas hasta por el doble y triple de lo que históricamente pagaban a Aslo. Aquella vez, los recibos ardieron en una hoguera en la puerta de la sede administrativa. Luego hubo una protesta simbólica: ante la no recolección de las basuras, los usuarios procedieron a acomodarlas también en la sede administrativa. Y se vino una seguidilla de inconformidades durante los doce años de operaciones, que hasta último momento se mantienen.

Por ahora está por conocerse los pormenores de la cesión del contrato, los términos del negocio, la política del nuevo operador privado especializado, y la postura de los alcaldes y los miles de usuarios.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App