Ordenan libertad de Benito Osorio, exgerente del Fondo Ganadero de Córdoba

La Sala de Definición de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) decretó la libertad condicionada de Benito Osorio Villadiego, exgerente del Fondo Ganadero de Córdoba en 1997 y condenado por una alianza macabra con las Autodefensas de Carlos Castaño.

Advertisements

En la que cientos de campesinos fueron desplazados de sus tierras de Tulapas (Urabá) y sus predios comprados por el Fondo a precios irrisorios.

Su libertad se produjo luego de que ante la JEP se convirtió en uno de los principales “delatores” de la estrategia de usurpación de tierras en la que los directivos de esa agremiación se vieron inmiscuidos, para adquirir miles de hectáreas en esa zona de Antioquia, con intermediación de la fundación Funpazcor de la “casa Castaño”.

“…despojo que se logró mediante el mecanismo de ventas forzadas, o a precios irrisorios, o mediante la venta de derechos posesorios, y con el concurso de diversos integrantes de la población civil y servidores públicos, quienes actuaron en consuno para consolidar el proyecto paramilitar político, territorial y económico” señala el expediente.

De acuerdo con lo expuesto por la JEP, durante las audiencias conjuntas adelantadas en diciembre del 2020, así como sus comparecencias individuales en agosto y septiembre del año pasado, el exgerente del Fondo Ganadero de Córdoba detalló aspectos como las “actuaciones preparatorias” de la agremiación junto con los paramilitares para el desplazamiento de las familias y otros asuntos, que permitieron valorar “a priori”, un compromiso genuino con la verdad.

“…cooptación de las Autodefensas de Córdoba y Urabá al Fondo Ganadero de Córdoba y apoyo al proyecto paramilitar; contenido de las actas de la junta directiva del Fondo, fundación (Funpazcor) (de Sor Teresa Gómez, cuñada de los Castaño) y su rol en el plan criminal” indica el fallo.

Además de lo anterior según el Tribunal de Paz, Osorio Villadiego entregó información sobre participación de agentes de la Policía y el Ejército en el desplazamiento de las comunidades así como participación de entidades y funcionarios de nivel regional o nacional en la estrategia delincuencial.

Por otra parte se refirió a los destinatarios de los predios previamente objeto de despojo comprados por el Fondo y que terminaron en manos de empresas como la Reforestadora Industrial de Antioquia (RIA), Incuagro, Proacucho y reconoció que fungió como testaferro de Salvatore Mancuso en el año 2007 en otros predios.

“…es evidente la actitud sincera que ha demostrado el compareciente al entregar importantes aportes de verdad; sin embargo, se debe reiterar tal y como lo señala el concepto presentado, que el señor Benito Osorio, deberá profundizar, aclarar y complementarlos en la medida del avance del proceso transicional” se lee en la decisión.

La determinación adoptada por la Sala de la JEP contó con el concepto favorable de las víctimas, quienes mostraron una postura favorable a su salida de la cárcel indicando que sus pronunciamientos en las diligencias “fueron extensos y detallados dando claridad sobre cómo se inició, se configuró y se perfeccionó el despojo de las tierras a manos de la entidad que gerenciaba”.

Compartir en

Comments are closed.