Otro escandalo: Excluyen de Tokio 2020 a nadador acusado de “orinar violeta” en Río 2016

Finalmente el nadador chino Sun Yang se perderá los Juegos Olímpicos de Tokio tras recibir una suspensión por cuatro años y tres meses por parte del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), quien castigó al atleta por haber destruido a martillazos una muestra de su sangre en un control antidopaje, según anunció la propia instancia.

Advertisements

Este nadador de 29 años, ganador de tres medallas de oro olímpicos y de 11 títulos mundiales, quien en los Juegos de Río 2016 fue acusado por un colega de “orinar violeta”, ya inició su severo castigo el 28 de febrero del año pasado, por lo que culminará en junio de 2024. Es justo antes del comienzo de los Juegos Olímpicos de París, cuando Sun Yang tendrá ya 32 años.

En febrero del 2020, el TAS ya había castigado al deportista con ocho años de suspensión, la máxima pena posible, pero ante la estupefacción general, el Tribunal Federal de Suiza, la instancia jurídica más alta del país, anuló en diciembre la suspensión por “parcialidad de un árbitro del TAS”. Se basaron en unos tweets racistas antichinos del presidente del grupo de jueces, Franco Frattini, ex jefe de la diplomacia italiana.

Sun Yang había sido suspendido por el TAS el año pasado pero esa sanción la revocó el Tribunal Federal de Suiza (Foto: REUTERS)

Tras una nueva audiencia en mayo, el TAS confirmó este martes la suspensión, aunque reduciendo su duración: cuatro años, a los que se suman tres meses por una violación precedente del reglamento antidopaje. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) aplaudió inmediatamente la decisión y recordó que fue esta instancia quien llevó el caso al TAS después de que la Federación Internacional de Natación (FINA) dejase sin sanción al nadador.

Ya no existe posibilidad que Sun Yang llegué a la cita olímpica. Un nuevo recurso ante la justicia ordinaria suiza no supondrá la suspensión de la sanción, por lo que su vía hacia Tokio está completamente cerrada.

En 2014, Sun Yang ya dio positivo a un estimulante (trimetazidina), aunque la sanción solo se hizo pública una vez cumplido el castigo. Para esa época ya era uno de los deportistas más idolatrados en su país e imagen de grandes marcas. De sus tres medallas de oro olímpicas, dos las había conseguido en Londres 2012 (400 metros y 1500 metros libres) y luego ganó una en Londres 2016 (200 metros). Su salto a la fama fue en los Mundiales de 2011 en Shanghái, cuando con 19 años pulverizó el récord del mundo de los 1.500 metros libres, que después mejoró y sigue siendo el plusmarquista de la distancia, así como de los 800 metros.

El nadador chino Sun Yang es una estrella del deporte de su país desde 2011. (Foto: EFE)

La Federación China de Natación había informado que los nadadores que habían ganado títulos en los Mundiales de 2019 en Gwangju estaban automáticamente clasificados para los Juegos de Tokio, que serán del 23 de julio al 8 de agosto. Sun Yang había logrado los títulos de 200 metros y 400 metros libres en ese evento.

El episodio que lo dejó afuera de los Juegos Olímpicos de Tokio ocurrió en su domicilio en septiembre de 2018. Sun Yang destruyó a martillazos una muestra de sangre, argumentando en su defensa que los controladores no mostraron “los documentos que acreditasen su identidad”. En aquel entonces, la FINA dejó sin castigo al nadador pero fue la AMA la que llevó el caso ante el TAS.

Compartir en

Comments are closed.