Peligro en Norte de Santander: podrían entrar en confinamiento total por rebrote de coronavirus y UCIS llenas

De nuevo, un grupo de médicos nortesantandereanos alertaron al Gobierno para que tome medidas más estrictas frente al coronavirus debido a la difícil situación sanitaria que enfrenta el departamento por cuenta de la pandemia.

Los galenos pidieron un confinamiento estricto por, al menos, 15 días, para controlar “este desastre que se nos avecina” y que lo puedan manejar con los recursos que tienen disponibles debido a que en el departamento la cantidad de unidades de cuidados intensivos se encuentra en casi 100% de ocupación, así lo alertó Claudia Omaña, presidenta de la Asociación de Medicina Interna de Norte de Santander.

El Gobierno de Norte de Santander decretó un toque de queda hasta el 20 de diciembre de este mes, que, junto a la ley seca interpuesta, se busca controlar la propagación del virus en el sector. La medida va desde las 8:00 p.m. hasta las 5:00 a.m.

Sin embargo, pese a estas restricciones, las asociaciones médicas de este departamento aseguran que no es suficiente y por eso piden una cuarentena para lograr reducir la curva que oscila en los 33.000 contagiados.

La presidenta de la Asociación antes mencionada también exhortó a las autoridades competentes sobre la falta de indumentaria para controlar la pandemia, lo que dificulta la atención a los pacientes infectados. Además, alertó sobre el lúgubre panorama que enfrenta el sector médico por cuenta del COVID-19 debido a que, según ella, va en aumento.

“Hasta cuándo vamos a seguir nosotros viendo morir a nuestros colegas, viéndolos enfermar, viéndolos que no pueden dar su misión de prestar sus conocimientos para el bienestar de la población porque se están muriendo”, cuestionó Adam Muñoz, presidente del Colegio Médico de Norte de Santander en diálogo con Noticias Caracol.

Respuesta del Gobierno

Frente a dicha solicitud, en las últimas horas el alcalde de Cúcuta, Jairo Tomás Yánez, aseguró que lo más probable es que Norte de Santander entre en confinamiento total porque las UCI están llegando a su tope máximo de ocupación. Yánez alertó que el rebrote de coronavirus en el departamento se debe al cierre de la frontera con Venezuela y los cruces ilegales que hay entre ambos países. Para evaluar la situación, el alcalde anunció que el próximo 20 de diciembre habrá una reunión para saber qué medidas tomar para controlar el virus.

Las entidades médicas alertaron a las autoridades y a los habitantes del departamento mediante una carta en la que aseguran que “esta calamidad pública en nuestra ciudad se ha desbordado alcanzando limites inimaginables”. Igualmente, advirtieron que el COVID-19 ocasionó que la disponibilidad de camas UCI disponibles se está acabando y por eso “apenas logran rescatar el 20% de quienes pueden acceder a ellas. Esto ha ocasionado que cada día nuestros enfermos estén falleciendo en sus casas por COVID-19 o por la falta de atención de otras enfermedades comunes, cuyo daño colateral está cobrando un sin número de vidas humanas”, se lee en uno de los apartados de la misiva.

Entre tanto, los profesionales de la salud exhortan al Gobierno Nacional y local para que implementen una comisión evaluadora permanente de las medidas implementadas en el puesto de mando unificado para que se contemple el aislamiento social obligatorio”.

La situación en el departamento nortesantandereano es tan grave que los médicos siguen falleciendo por cuenta del coronavirus. En las últimas horas se conoció el fallecimiento del Dr. Iván Darío Santaella, quien perdió la batalla contra el COVID-19, enfermedad con la que luchaba desde noviembre pasado. El galeno era el director del hospital regional suroccidental.

“El doctor Iván Darío Santaella se destacó por su entrega al servicio público, elevamos una oración por su alma y enviamos un mensaje de condolencia a su familia”, aseguró la Gobernación del departamento.

Compartir en

Comments are closed.