PILAS | Cinco hábitos que te engordan sin darte cuenta

El sobrepeso y la obesidad son condiciones que llevan al organismo de las personas a padecer otras afecciones.

Advertisements

Estas pueden ser el origen de muchas enfermedades, como diabetes, hipertensión y diversos tipos de cáncer; causar un aumento del desgaste articular y del corazón e, incluso, se cuentan entre los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de las formas más graves de covid-19, solo por detrás de la edad.

Como muchas veces no somos conscientes de las causas de ese peso adicional, lo recomendable, en primer lugar, es consultar con el médico, para que nos ordene los exámenes necesarios para establecer el origen de esos kilos de más.

Más allá de eso también es importante conocer hábitos y conductas muy comunes, y otros no tanto, que nos llevan a aumentar de peso… ¡y no lo sabemos!. 

Infortunadamente, la pandemia, los confinamientos y las actividades a través de plataformas tecnológicas han disparado hábitos que engordan en todo el mundo. España, por ejemplo, es uno de los países en donde este fenómeno se ve con preocupación.

Alimentación consciente, estilo de vida activo y tiempo para descansar son los tres pilares fundamentales para evitar subir de peso, según los expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (Imeo).

Todo esto debe combinarse con 40 minutos diarios de actividad física, al menos cinco veces a la semana, para potenciar la actividad metabólica. 

Estos son hábitos que nos engordan sin que nos demos cuenta:

1. Mujeres: cero luces a la hora de dormir. ¿Qué significa dormir con la luz prendida?. La luz altera la hormona responsable de reparar el cuerpo mientras dormimos. Cuando esta hormona no se produce, sube el nivel de azúcar y de la presión arterial, predispone a la persona a subir de peso, a padecer un infarto cardíaco y a derrame cerebral.

2. Lo dicho: el estrés no deja nada bueno. Con el tiempo, la tensión continua que produce el estrés en el cuerpo puede contribuir a problemas graves de salud, como enfermedades cardíacas, presión arterial alta, diabetes y otras enfermedades incluidos trastornos mentales como la depresión

3. El sedentarismo no es bueno. Puede perder masa muscular y resistencia, porque no usa tanto sus músculos. Los huesos se debilitan y pierden algo de su contenido mineral. Su metabolismo puede verse afectado y su cuerpo puede tener más problemas para sintetizar grasas y azúcares. Su sistema inmunitario quizás no funcione tan bien.

4. Masticar bien. Cuanto más se mastica, más nutrientes se absorben. Masticar bien permite digerir y metabolizar la comida de forma más efectiva. Mayor apreciación de lo que comemos. Cuando masticamos bien, nos estamos dando más espacio para apreciar la comida, lo que estimula una relación más saludable con los alimentos.

5. Trabajos que engordan. Entre estos ’trabajos que engordan’ están los que desempeña el personal de servicios de seguridad, los cocineros y manipuladores de alimentos, los camioneros y trabajadores en servicios de transporte, los oficinistas y también los cargos directivos que, en general, muestran más riesgo de aumentar de peso, según informa a Efe el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

Compartir en

Comments are closed.