Policlínico del Olaya denunció a médico que omitió viaje y propagó el COVID-19

Para la clínica, el médico cometió un delito porque omitió su viaje.

El Policlínico del Olaya anunció que interpuso una denuncia ante la vicefiscal Martha Mancera en contra del médico Carlos Ernesto Avella, quien labora en el centro desde mayo de 2019, como presunto responsable de los delitos de violación de medida sanitaria y propagación de pandemia.

Asegura el abogado Francisco Bernate, representante de la Clínica del Olaya, que el médico viajó a Brasil, lo omitió y regresó a trabajar sin guardar el aislamiento preventivo. Días después, le practicaron la prueba por haber estado en contacto con el primer paciente positivo para COVID-19 dentro del hospital y su prueba salió positiva.

Para la clínica, el médico cometió un delito porque omitió su viaje a pesar de que el 25 de febrero de 2020, Brasil confirmó el primer caso de coronavirus, siendo este el primer caso confirmado en Latinoamérica.

Posteriormente, Colombia expidió la Resolución 385 del 12 de marzo de 2020 que declaró “la emergencia sanitaria por causa del coronavirus COVID-19 y se adoptan medidas para hacer frente al virus”, dentro de la cual se destacan, entre otras, “que las personas deben obrar conforme al principio de solidaridad social (…) actuar de manera solidaria ante situaciones que pongan en peligro la vida y la salud de las personas“.

En otras palabras, que el médico omitió dicha resolución y puso en peligro a su entorno.

Según la clínica, el médico Carlos Ernesto Avella remitió vía WhatsApp un documento con presunta incapacidad médica, emitida por la Clínica de Occidente, por un término de cinco días, los cuales empezaban a contar desde el 09 de marzo de 2020 hasta el 13 de marzo de 2020, con un diagnóstico de esguince de cuello de pie.

“Es menester aclarar que el documento original aún no ha sido presentado por el galeno. Sin embargo, con el fin de validar la información en este contenida, se solicitó a la IPS certifique la veracidad del documento”, añade la denuncia.

Después de cumplida su incapacidad, el 14 de marzo el doctor Avella Mora se reintegró laboralmente y adelantó con normalidad sus actividades.

Adicional a lo anterior, compartió en diferentes escenarios con sus compañeros, sin que tomara ningún tipo de medida de protección”, dice la denuncia.

Foto: suministrada

El 27 de marzo que el doctor Carlos Ernesto Mora fue retirado de la institución en aislamiento preventivo por haber tenido contacto con el primer caso positivo para COVID-19 reportado en la clínica.

Además del aislamiento, el 1 de abril le hicieron la prueba y encontraron que también era positivo para COVID-19.

Ese día, sin embargo, este asistió a la clínica con el argumento de tener la prueba negativa, indicando que dicha información le fue suministrada vía telefónica, generando en este momento nuevos casos de contactos”, señalan.

Pero lo que más reprocha la clínica es que pese a dicha incapacidad y luego de una investigación exhaustiva del Policlínico del Olaya, descubrieron que el médico estuvo en Brasil del 10 al 13 de marzo de 2020, reintegrándose el 14 de marzo a la institución sin informar de su viaje ni realizar el aislamiento preventivo, teniendo en cuenta que para dicha fecha Brasil ya había reportado casos de contagio por COVID-19.

Los estudios determinaron que el doctor Carlos Ernesto Avella fue el caso índice en la clínica.

“Los días 02 y 03 de abril, la Secretaría Distrital de Salud realizó seguimiento a los casos de COVID-19 positivos presentados en la institución, concluyendo que el caso índice corresponde al Dr. Avella, tal como consta en acta de fecha 04 de abril de 2020”, menciona el documento.Publicidad

Por los argumentos anteriores, el abogado Francisco Bernate, a nombre del Policlínico del Olaya, denuncia al doctor, a quien señala de ser el responsable de propagar la pandemia en la institución.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App